Ser Argentino. Todo sobre Argentina

5 cosas de la Sole que no conocías

En el día de su cumpleaños, homenajeamos a la Sole Pastorutti con anécdotas poco conocidas.

Cuando La Sole irrumpió en el escenario de Cosquín revoleando el poncho, fue demasiado lo que generó. Fue volver al poner al folklore como la música del pueblo. Fue acercarlo a los jóvenes como pasaba en los sesenta. Fue tanto que mucho sobre Soledad Pastorutti ya leíste en Ser Argentino.

Por eso, en un nuevo cumpleaños de la hija dilecta de Arequito, te dejamos algunas historias de ella que no son muy conocidas. ¡Feliz cumpleaños, Sole!

 

 

Podría haber sido súper famosa ¡aún antes!

Aquella inolvidable irrupción de la cantante en el mundo de la música popular argentina fue cuando tenía quince años. Pero, un año antes, algo poco sabido ocurrió. Era el verano de 1995 y la Sole llegaba por primera vez a la ciudad de Cosquín. La repercusión que tuvo en las peñas que circundan al escenario mayor hizo que la gente pidiera un lugar para ella. La noticia corrió y Arequito estuvo expectante ante la inminente presentación de Soledad. Pero, debido a una disposición municipal de esa ciudad, no se permitía que menores de edad sean expuestos en televisión pasada la medianoche. Su presentación se frustraba.

Mujer de un solo amor

Soledad está casada desde 2007 con Jeremías Audoglio. Pero lo más llamativo de este amor es que nació cuando la estrella santafesina tenía 17 años. Es decir, una mujer dedicada a las giras y a los shows por todo el mundo pasó parte de su adolescencia y toda su juventud con una única pareja. Poco frecuente, en estos tiempos.

En las giras, hace actividades domésticas

En una entrevista, su marido Jeremías contó que la Sole se levanta a las 6,45 y va al galpón donde está el camión de gira. Generalmente da una mano en mantenimiento y cosas que hacer con los choferes. Si tiene algo de ropa blanca, la lava a mano, y el resto en lavarropas. Después, la artista cocina y, si están de vacaciones, lleva a las nenas a la colonia. En ese caso, Soledad aprovecha y también va a natación. Lo que se llama una vida normal. Cuando están en casa, Sole es la que cocina, la que lava la ropa, la que limpia y la que más atiende a las nenas.

Una ídola que vive para su familia

Muchas veces nos cuesta imaginar que los grandes artistas musicales tienen una vida de familia. A los quehaceces cotidianos que te acabamos de contar en la vida de la Sole, se suma su pasión por tener hijos. Solo tuvo a Antonia y a Regina, pero porque su ritmo laboral no le permite seguir agrandando la familia. Es más, fue su marido quien, al verla sufrir mucho con dos cesáreas, le recomendó, junto a su obstetra, que bajara la persiana. Si fuera por ella, habría “encargado el varoncito” hace tiempo.

Nunca “le soltó la mano” a Nati

Todos sabemos que Soledad cantó muchísimos años con su hermana Natalia. Lo que no se sabe tanto en los medios es sobre la carrera solista de “la otra Pastorutti”. Lo cierto, es que a Nati se le hace muy difícil el camino “en soledad”. En 2007 sacó su primer disco, en el que buscó alejarse de su hermana en cuanto al estilo. Ganó premios y todo, pero La Sole siempre siguió invitándola a cantar junto a ella. Es lo que mejor han hecho juntas, siempre.

 

 

Rating: 4.00/5.