Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Cómo erradicar a los conejos silvestres fueguinos?

En Ushuaia, decidieron erradicar conejos silvestres con gas fosfina y las reacciones adversas ante esta medida no se hicieron esperar.

Debido a la cantidad de conejos silvestres que circulan a los alrededores del CADIC en Ushuaia, se decidió erradicar la plaga utilizando gas fosfina. Pero esta medida no fue bien vista por muchos fueguinos; asociaciones dedicadas a proteger a los animales alzaron sus reclamos para impedir el exterminio.

Los argumentos de los impulsores

El encargado de tomar la decisión de acabar con los conejos silvestres fue un organismo que depende del CONICET en Ushuaia. Por su parte, el Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC) no dudó en apoyar la medida. Indicaron que el volumen de la plaga constituye “un riesgo ambiental y sanitario” para el lugar.

Según un comunicado del organismo, el riesgo lo corre principalmente su sede en Ushuaia, ya que los conejos silvestres realizan madrigueras que afectan la estructura. Además, indicaron que los conejos “destruyen la vegetación, afectan el hábitat de otras especies y exponen el suelo a la erosión”. Otro detalle que expusieron es que la sede está ubicada cerca de un aeropuerto. Así que también podría verse afectada la integridad de los aviones.

Respuestas ante la polémica decisión

Sin embargo, las reacciones a esta polémica medida no se hicieron esperar. Asociaciones encargadas de proteger a los animales tales como AFADA y ARAF llevaron su descontento ante la Justicia. Antes de concretarse la fumigación, decidieron presentar un recurso de amparo con el fin de impedir que se erradicaran los conejos.

Sostienen que acabar con los conejos es una amenaza contra la fauna del lugar y su diversidad. Además, denuncian que la fumigación utilizando gas fosfina atenta contra los derechos que tienen los animales a no ser víctimas de esta clase de sufrimientos.

También indicaron que las píldoras que se planean utilizar para la erradicación son extremadamente tóxicas para toda especie. Siendo un riesgo, incluso, para quienes viven a los alrededores.

Las asociaciones que protegen a los animales también acusan al CADIC de querer concretar “actos que carecen de fundamento legal y ético”. En respuesta a esto, el organismo indicó que la fumigación no atentaría contra la salud o la integridad de otras especies ni de los humanos. También dijeron que no afectará al medio ambiente. Sus afirmaciones fueron apoyadas por el doctor e investigador Adrián Schiavini.

Por el momento, será un juez de Ushuaia el encargado de tomar una decisión en cuanto a la polémica propuesta de erradicar a los conejos silvestres.

Rating: 0/5.