Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Al rescate de los parrales entrerrianos

“Rescatando parrales entrerrianos” es el nombre del concurso que busca recuperar la identidad vitivinícola de la provincia.

Generalmente asociamos a provincias como Mendoza y San Juan con el apasionante universo del vino. Sin embargo, no son las únicas. Entre Ríos tiene también una fuerte identidad vitivinícola un poco olvidada y un poco desconocida. Los parrales entrerrianos tienen historias que contar, y un grupo de mujeres está determinada a escucharlas.

La Asociación “Mujeres entrerrianas del vino” ha lanzado un concurso destinado a recuperar la identidad productiva de la provincia. Aunque, más que un concurso, es una convocatoria. La invitación está dirigida a todas aquellas personas que posean parrales entrerrianos en su hogar. El objetivo es conocer la historia de los parrales, analizar su especie y conformar un mapa vitivinícola. ¿Para qué? Para realizar un rescate cultural y productivo de las uvas entrerrianas. ¡Una verdadera misión de rescate!

La proscripción del vino entrerriano

Esta convocatoria también informa de un pasado glorioso en el que los vinos entrerrianos eran de alta calidad. Una época en que esa fama llegó a su fin, producto de una rotunda proscripción. Una ley que obligó a la provincia a cambiar de rubro.

Hay un dato poco conocido en nuestra historia. Y es que, en 1928, Entre Ríos era la cuarta región vitivinícola del país. Pero la crisis del 30, sumada a la presión de las provincias cuyanas, condujeron a la ley 12.137. ¿Qué decía esa ley? Que Entre Ríos debía reducir drásticamente su producción. Las grandes bodegas cerraron y la actividad quedó circunscripta a la elaboración de vino para consumo familiar.

La prohibición de cultivo de uva para vinificar se mantuvo para Entre Ríos hasta 1993. De ahí en adelante, fue posible producir y comercializar vino en toda la Argentina.

Mujeres de pluma y vino

El empeño y la determinación de esta asociación de mujeres entrerrianas busca recuperar la identidad perdida de los parrales entrerrianos. Aquí la convocatoria textual.

Quizás en tu casa tenés una parra. Si, ¡una parra, un parral, uvas!

¿Vos sabías que Concordia y la región fueron pujantes productores vitivinícolas? ¿Sabías que una ley obligó a cambiar de rubro? Pues los vinos entrerrianos eran de alta calidad, algunas familias se repartieron plantas que fueron a parar a casas comunes y no a las hogueras propuestas. La Escuela de Formación Agroecológica, en conjunto con la Asociación Entrerriana de Mujeres del Vino vamos al rescate de esas parras. Historia viva aún de riqueza productiva.

Quizás tengas una, hasta quizás tengas una historia con esos parrales. Si es así, comunícate con nosotros, mándanos una foto y la historia, si sabes la variedad, ¡mucho mejor! Nosotros haremos el análisis de la especie y conformaremos un mapa en donde fueron resguardadas esas plantas e ir en su rescate cultural y productivo.

¿Te sumas? ¡Te esperamos!

Rating: 0/5.