Skip to main content

La grieta no existe

La grieta es algo inherente a toda la humanidad desde que somos civilización. Lo importante es discutir ideas para ser de nuevo un gran país.
Editorial
grieta argentina
19 noviembre, 2019

Sinceremos la grieta.

Los argentinos estamos ante una oportunidad histórica. Bah… una vez más, tenemos una oportunidad “única”. La de volvernos serios. Crecer. Madurar. Y despegar como país.

¿Alguien sabe entre qué y qué es la grieta? Verdaderamente

Para los K, es entre revolución e imperialismo. Un poco pasada de moda la propuesta de los progre. Para el oficialismo es entre progreso y estancamiento. Según los anti k, es entre políticos honestos y políticos ladrones. Para otros, en entre ricos y pobres. O entre ciudadanos honestos y ciudadanos criminales. También podría ser entre educados y brutos.

Ahora, todas esas grietas no están en todas partes del mundo? Están. Desde que el mundo es civilizado. Son parte inherente al ser humano.

Una vez más, nos comemos el relato de que tenemos algo único. Que somos distintos. Y no. No lo somos. Hello! Somos comuneeeees! Eso nos mata, no?

Entonces, es común a la civilización. Ergo, no la vamos a erradicar. O sea: no existe. O es como que no existe.

Dejemos de romper las pelotas con semejante boludez

Veamos lo importante. Con este enriedo que está sucediendo en el presente político, hay una gran oportunidad.

Los dos candidatos principales dejaron de lado sus ideas y se aliaron imprevistamente. Jugados, estuvieron.

Cristina Elisabet llamó a un tipo que hace unos meses, no cinco años, la denostó en cuanto medio de comunicación pudo. Al que ella, años atrás, había echado a patadas en el orto de su gobierno.

Si ella va de Vice de él, es otra cosa. Se dijeron muchas pavadas al respecto. Como que ella va de Vice para que él la indulte… Si va de Vice, es presidente del Senado; o sea, sigue con los fueros. Y si gana, se acaban los juicios. Para mí, que va de Vice porque sabe que de Presi resta. Además, de Vice puede controlar al Congreso.

El tipo, por otro lado, se banca que lo hayan echado como perro malo del poder, y vuelve. Sabiendo que va de títere. No creo para nada que piense en llegar al gobierno y mandar él, con Cristina Elisabet al lado. Sería un tonto; y de tonto, esos no tienen un pelo.

Y se suma +A… Suma +A? Resta por todos lados. Sus votantes, no lo van a seguir, porque sus votos provenían del anticristinismo. Recordemos que en el 2015 le pedían coalicionar con Blue Eyes. Y encima, es otro que la criticó hasta hace dos meses.

Parece que Ella confía en que con sus fieles le alcanza. Porque Alberto no tiene votos propios. A +A le quedarán pocos. Y los muchachos de la CGT restan de a miles. El mejor cuadro político de la historia se estará equivocando así de feo?… Bueno… Los puso a Yoli y al Aníbal en 2015. Y ahora va con Kichi a la provincia…

Para mí, que Cristina Elisabet está pegando manotazos de ahogado. Habrá que ver cuando las encuestas le den perdedora por una cifra irremontable. Sigo insistiendo con que se baja.

Del otro lado, Cambiemos se transforma en Juntos por el cambio. La jugada aparece como brillante. Es, al menos, sorpresiva. Macri es Ingeniero. O sea, un tipo que se formó y trabajó calculando y previendo. Picchetto tiene mucho que aportarle a Cambiemos. Y mucho más que cualquier otro candidato. Tiene votos propios? No importa. Va a aportar dirigentes, gobernadores e intendentes. Que son los que tienen los votos. Tiene un manejo del Senado impecable. Imagen de dialoguista y negociador. Sí. La jugada del Presidente parece brillante. De paso, deja contentos a todos los que le pedían apertura. Pero yo me centraría en la jugada de Picchetto. Pongo las manos en el fuego de que el tipo, antes de acceder, se aseguró que todos sus amigos peronistas lo sigan. Porque Picchetto, en esta jugada es más audaz que Macri. Y se juega su última carta de candidato.

Y después está “la avenida del medio”. Los que dicen que van a cerrar la grieta. Esa que no existe. Son los que quedaron arando en el barro, colgados por no cerrar ni con el oficialismo (que les afanó a Picchetto) ni con Ella (que les afanó a +A). Ahí hay de todo. Todos tratando de garronear un cachito de poder, como +A. Sin propuestas, obvio.

La gran oportunidad

Lo voy a simplificar, para que no sea denso. Tenemos una oportunidad más de ser un país normal desde el punto de vista político. Cómo? Sincerándonos. Que creo que es lo que va a ocasionar este nuevo panorama político de hoy.

Por un lado: izquierda tirada al centro. Cristina Elisabet y su troupe. Para la mitad del país, los chorros. Por el otro lado: la centro derecha. Juntos por el cambio. Para la mitad del país, el que no pudo bajar la inflación (vamos a ver qué opinan en octubre).

Basta. No jodamos más. Seamos, por una vez, normales como el resto del mundo. Como cuando éramos colonialistas o separatistas (en realidad, leales a Fernando VII o no). Unitarios o Federales. Civilización o Barbarie. Rosas o Urquiza. Roca o Mitre. Radicales o Conservadores. Hasta ahí, fuimos un país de putamadre. Después vino “El Pocho” y la tercera posición y al carajo.

Volvamos a dos partidos, con ideas y propuestas bien claras. Como se va a armar ahora. Dejemos de discutir pelotudeces, para discutir ideas. Qué país queremos. Qué rumbo. Pertenecer al mundo o al eje Venezuela – Irán? Exportamos gas y petróleo o lo importamos? Desarrollamos la industria metalmecánica, la de la inteligencia, el campo? Hacemos cloacas o los pobres siguen cagando en un pozo? Educamos al pueblo o lo seguimos sometiendo? Esas cosas hay que discutir, cada cuatro años. Y listo. Dejémonos de joder y avancemos de una puta vez.

Porque si seguimos discutiendo boludeces como la grieta que no existe, vamos a seguir siendo un país que no existe.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X