Buenos Aires - - Lunes 03 De Agosto

Home Argentina Juan Perón – Parte II: la transpolítica

Juan Perón – Parte II: la transpolítica

Muy poco podríamos decir de nosotros como sociedad, si nos refiriéramos a los últimos 70 años sin nombrar al peronismo. Resulta fundamental entender qué espacios ocupó en el pensamiento nacional.

Historia
Historia-51

Cambiante según los vientos de la derecha o la izquierda que suelen darse en nuestra sociedad de tanto en tanto, el peronismo se terminó construyendo a sí mismo más de una vez. Esta especie de “transfundación”,  hace ver a los peronistas en una intensa y constante metamorfosis. En semejante tejido social y político, cultural y semiológico, aparece entonces un peronismo transfundacional, plurifacético, incluso pendular, según algunos de sus más antiguos críticos.

Sus admiradores y seguidores exponen los logros más sobresalientes del movimiento, sobre todo los del primer peronismo. Entre muchos otros resultan ser:

-El establecimiento del Aguinaldo.
-Las vacaciones pagas para los trabajadores.
-La extensión a todos del sistema de jubilaciones y pensiones por una novedosa Ley de Previsión Social.
-La multiplicación por 10 del salario del peón rural.

-La instauración por fin del voto femenino.
-La Ley de Accidentes de Trabajo.

-En esos años el salario promedio de los trabajadores no rurales, aumentó al menos un 50%.
-Se construyeron 500.000 viviendas populares.

-Se nacionalizó el Banco Central.

-En 10 años el PBI subió al 35%.

-Adwmás se estableció la educación universitaria gratuita (*).

Estos tan diversos puntos, adquieren una profunda dimensión social, pero también un paradigma filosófico. Perón y su doctrina dan a entender que los esquemas nacionales de la Década Infame, quedaron atrás. Por lo tanto, terminó renegando de muchas de sus alianzas precedentes.

Nosotros conocemos perfectamente bien nuestros objetivos y marcharemos directamente a ellos, sin dejarnos influir por los que tiran ni desde la derecha ni por los que tiran desde la izquierda”, dijo Juan Domingo Perón (ver cita en “Centro de Interpretación del Peronismo”, CIPER, Secretaría de Publicaciones e Impresión de UPCN, Seccional Capital Federal y Empleados Públicos Nacionales, Octubre 2015).

Debido a esto, bajo ningún término podría existir una historia peronista capaz de ir sobre un “tranquilo mar de aceite”.

Hay algo que resulta muy claro en este aspecto. Como su propio fundador expresaba, el Movimiento es manifiestamente pragmático. A pesar de aquella cita de la CIPER, no duda en utilizar mecanismos que pueden provenir de sustratos políticos mixtos que Perón mismo denostaba. El peronismo fue de derecha porque Perón venía del seno militar de Farrell. Sin embargo, como ya dijimos, combatió al capital desde sus bases ideológicas.

Juan Domingo Perón
Transpolítica es un término que el historiador Renzo De Felice aplicó al fascismo y que Carlos Daniel Lasa -doctor en filosofía de la Universidad Católica de Córdoba-, terminaría aplicando al peronismo.

Probablemente las formas intelectuales del peronismo tengan esta misma capacidad de mutar a través de las generaciones. Fue el propio Perón quien echó a la izquierda en La Plaza de Mayo en 1974. “¡Ni yanquis ni marxistas: peronistas!”, gritaban los sindicatos para separarse de “los Montoneros”. ¿Entreveía el general en los gremialistas la esencia del Movimiento? Pese a este tan crítico episodio, el ascenso de otras izquierdas panperonistas terminó por integrarse a la doctrina de Perón en los albores del siglo XXI.

“Desde su universal inmutable, el peronismo va haciendo uso de universales funcionales (liberalismo, socialismo, etc.)”, dice Carlos Daniel Lasa autor de “Qué es el peronismo” (Ediciones Eucasa, Buenos Aires 2019).

Ricardo-Monti
Ricardo Monti, dramaturgo. Su épica, por la cual fue llamado “el Brecht argentino”, permite ver las diversas etapas de la historia del siglo XX. Utilizamos en nuestra columna de hoy, algunas imágenes que le pertenecen, parafraseando su “Historia tendenciosa de la clase media argentina, de los extraños sucesos en que se vieron envueltos algunos hombres públicos, su completa dilucidación y otras escandalosas revelaciones”. Por ejemplo, la expresión “navegar sobre un tranquilo mar de aceite” (obra referida, 1971), describe la falsa tranquilidad que vivió la Argentina entre los años 30 y los 40.

En conclusión, esta teoría aseveraría que la política del general, se arraigaría férreamente al "activismo” que, para Lasa “es la causa que hace que la Argentina viva en una crisis ininterrumpida”. Es decir que, el pensamiento del líder peronista se vería seducido en cada una de sus decisiones “por una acción sin fin".

Tal vez sea esta visión hiperactiva la que hizo al movimiento precisamente transfundacional. Verticalista, con los vicios autoritarios de la derecha, pero con la visión social de la izquierda. Clerical hasta adjudicarse (con o sin razón) un Papa y anticlerical hasta el punto de ir contra las iglesias después del bombardeo de Plaza de Mayo en 1955.

Arribando a esta compleja circunstancia, deberíamos decir que el peronismo no es únicamente un trashumante político. Posee un aspecto espiritual muy notorio, que resulta íntima y manifiestamente parecido a la religión. Funciona como un movimiento místico en sí mismo y desde sus bases, desplegando iconografía, liderazgos, figuras y muertos venerables. “Genera un tipo antropológico que se prolonga hasta nuestros días y que está plasmado en el ser argentino, explica Pablo Otero en “Enigmas de la esencia peronista” (ver artículo publicado por La Prensa en 2019).

 En este sentido, Lasa escribe además “El peronismo: una religión que ha configurado al hombre argentino” (también publicado por La Prensa este mismo año). Aunque con un cuestionamiento de corte mucho más filosófico, aclara del mismo modo por qué el peronismo debe ser visto, a su juicio, casi como una creencia.

 Carlos Daniel Lasa refiere a este asunto diciendo que, por supuesto, el movimiento original armado por Perón no se inspira únicamente en la religión católica, sino en su filosofía y en el saber popular que emana de la conducta práctica de la fe. No precisamente de las teorizaciones escolásticas. Llama a esto “actualismo gentiliano"  y quizás con algo así revele el motivo más íntimo de algunas de las acciones anticlericales de Perón. Por ejemplo, este asunto puede revelar la base para entender la ruptura con la Iglesia antes del golpe de 1955.

Por consiguiente, su capacidad mutante hace del peronismo un territorio abierto a permanentes negociaciones y acuerdos, que a veces resultan incomprensibles, pero son las que lo sostienen en el tiempo.

Como alguna vez ha explicado el filósofo Darío Sztajnszrajber, los vientos monetaristas en el mundo, fundaron también el peronismo de Carlos Saúl Menem. Poco después el duhaldismo nos llevó, entre alianzas que siempre entienden cómo sumar nuevos paradigmas, al período kircherista o Nacional y Popular, que también contribuyó al desarrollo de la mística dentro del movimiento.

Néstor Kirchner. Cristina Fernández. Carlos Mene
La palabra “panperonismo” suele aplicarse para entender las distintas tendencias ideológicas que tomó el movimiento. El prefijo “pan” viene del griego “pant” que significa “todo” (véase su aplicación en “panamericano”, por ejemplo).

Con una fuerte presencia del Estado, con la política rigiendo sobre el poder económico y la inclusión de minorías diferenciadas, el peronismo constituye hoy un molde sincrónico que terminó adecuándose a las necesidades prácticas del kirchnerismo.

Esta última etapa del pensamiento peronista tendría nuevos intelectuales, proclives a una clase actualizada de peronismo keynesiano. Durmiendo sobre la teoría económica del Estado de Bienestar propuesta por John Maynard Keynes y otros autores afines, Juan Perón parece haber quedado muy lejos. Aunque, a decir verdad, es probable que sus ideas originales no fueran tan distintas a las de Keynes.

“¿En qué país del mundo la economía es libre?”, se preguntaba Juan Domingo Perón. “Cuando no la orienta el gobierno, la orientan los grandes consorcios financieros, con esta diferencia: el gobierno la orienta en beneficio de todos los habitantes del país y los consorcios capitalistas hacia sus cajas registradoras”.

Multisectorial, buscando aún el equilibrio y permanentemente rearmando un collage de identidades que el propio Perón jamás imaginó, la Marcha Peronista reaviva hoy su presencia. Cantada a coro por grupos heterogéneos y dirigentes de colores políticos impensados, muestra al panperonismo como el más reciente ejemplo de cómo el movimiento fue capaz de mutar, a fin de sobrevivir y permanecer en el eje de la política argentina por más de siete décadas.

Marcha peronista
Perón, durante su discurso por el Día del Trabajo, echó a la izquierda en La Plaza de Mayo en 1974. “¡Ni yanquis ni marxistas: peronistas!”, gritaban los sindicatos para separarse de “los Montoneros”.

*Entendiendo que los derechos dados por Perón a los trabajadores, aún son bandera de su partido, utilizamos el portal Kontrainfo como Fuente a fin de enumerar algunos de sus más reconocidos logros.

Fecha de Publicación: 05/01/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


Por: JO 05 enero, 2020

VISIÓN GENIAL CON PERONISTAS Y ANTIPERONISTAS CITADOS. EXCELENTE PROFESOR. GRACIAS!

Por: Jony 05 enero, 2020

gracias maestro por nombrar a Monti, que es un prócer olvidado de la dramaturgia por ser peronista

Por: carlos 05 enero, 2020

Mirada objetiva de un movimiento que perdura más allá de las disputas y divergencias .

Por: Juan de Capital 05 enero, 2020

Es verdad el peronismo es como una religion

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Micaela Chetta Con M de Micaela. De Monte Vera. ¿De Milán?

Conocé la historia de Micaela, la modelo del interior santafesino a la que el coronavirus le posterg...

Tradiciones
La Fiesta de la Ordeñadora La Fiesta de la Ordeñadora

En El Trébol, pueblo lechero de Santa Fe, se reúnen durante un fin de semana para exaltar la ordeñad...

Espectáculos
Christian Sancho Christian Sancho participó de "Mateando con Amigos"

Entre risas y anécdotas, el actor y modelo argentino se sometió a "El cuestionario argento". Las res...

Historia
El señor coraje

Jorge Newbery se animaba a todo y la mayoría de las veces lograba su cometido.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades