Crisis hídrica, pero mucha solidaridad - Huella solidaria - Ser Argentino Skip to main content

Crisis hídrica, pero mucha solidaridad

La escasez de agua es evidente en Mendoza, y la solidaridad también. La crisis hídrica deja muchos peces al descubierto, pero son rescatados.
Huella solidaria
crisis-hídrica
| 22 mayo, 2020 |

La crisis hídrica en Mendoza es severa e insoslayable. Algunos datos arrojados recientemente por un estudio del Departamento General de Irrigación advierten que, en marzo de 2019, el embalse Potrerillos estaba al 99% de su capacidad, pero hoy llega solo al 78%. Y es el embalse mendocino que en este momento tiene más agua según su capacidad máxima, ya que El Carrizal apenas tiene el 37%Nihuil y Valle Grande, el 26%; 51% los embalses Agua del Toro y Reyunos.

Lo peor de todo es que no hay mejor pronóstico para más adelante, al contrario. El nivel de agua que se alcance en los diferentes embalses, será el agua que habrá que guardar para el verano que viene ya que, según Irrigación, no se esperan grandes nevadas en invierno.

Esta situación de crisis hídrica afecta a todos. Aquí en Mendoza se pide permanentemente la utilización responsable y consciente del agua. Las multas son más severas y rigurosas. Y algunas actividades como lavar el auto están prácticamente prohibidas. No obstante, los ciudadanos tienen garantizada el agua potable al igual que el recurso hídrico para el riego de cultivos.

Gente común al servicio de la naturaleza

Sin embargo, hay otros seres que padecen esta crisis, que es producto del calentamiento global y la contaminación humana. Se trata de los peces que habitan estos embalses.

El caso concreto es en el dique El Carrizal. Como se ha explicado, está a niveles impensados en cuanto a su escasa cantidad de agua. Esto ha provocado que muchos peces, en su mayoría carpas, que son los que mayormente habitan estas profundidades, hayan quedados expuestos al sol, tendidos sobre el suelo que alguna vez estuvo tapado por agua.

A través de un grupo de Facebook llamado «Yo amo el Carrizal», un grupo de voluntarios decidió ir a rescatarlos. Con baldes y otros instrumentos, los voluntarios hicieron varios viajes llevando a los peces que aún quedaban con algunos signos vitales hacia una zona con un poco más de agua. En las redes sociales, los voluntarios manifestaron haber rescatado casi mil carpas, burlando, al menos por un instante, a esta fuerte crisis hídrica.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar