Buenos Aires - - Domingo 20 De Septiembre

Home Argentina Historia Uno de los personajes más queridos que ha pasado por la Casa Rosada

Uno de los personajes más queridos que ha pasado por la Casa Rosada

Un vicepresidente argentino que dio todo por su país sin recibir nada a cambio.

Historia
Recorrer el Cementerio de la Recoleta es hacer un pequeño paseo por nuestra historia que, en lugar de ser cronológico, está dividido por familias y personalidades. Si prestamos atención y nos escapamos un poco de los apellidos más prominentes, podemos descubrir –también– acontecimientos desconocidos y figuras que, con un perfil muy bajo, hicieron grandes cosas por nuestro país. En el Panteón de los caídos de la Revolución de 1890, por ejemplo, tenemos una muy importante.Entre Yrigoyen, Illia, Alem y Alfonsín, descansan también los restos de Elpidio González, uno de los personajes más honrados y más queridos que haya pasado por la Casa Rosada. Y, tristemente, uno de los menos célebres. Elpidio fue vicepresidente de la Nación durante el Gobierno de Marcelo T. de Alvear. Para él, tener el honor de ocupar ese cargo ya era demasiado, por lo que renunció a su sueldo y se mantenía vendiendo anilinas, betún y pomadas para zapatos en la calle.Su entereza, su vocación hacia la función pública y su dignidad no se quebrantaron ni siquiera durante épocas de necesidad. Al terminar el mandato de Alvear, Elpidio González se retiró de la política. Años después, un legislador lo cruzó en |a puerta del subte vendiendo sus productos, como siempre lo había hecho. Conmocionado, el diputado hizo lo que creyó correcto: presentó un proyecto para otorgarles una pensión vitalicia a los ex presidentes y vicepresidentes. Elpidio sería el primer beneficiario.Fiel a sus convicciones, González rechazó esa pensión: mientras tuviera dos manos para trabajar no necesitaría limosnas, dijo. Sus últimos días los pasó en la pobreza, sin casa, sin familia y con unos pocos amigos que lo rodeaban. Todo esto –y mucho más– fue lo que llevó a que Elpidio González fuera reconocido por su partido y hoy esté ocupando el mismo espacio que los grandes líderes de la Unión Cívica Radical.Para los que no lo sabían, la noticia es esta: hubo un vicepresidente argentino llamado Elpidio González que dio todo por su país sin recibir nada a cambio. No es casual, entonces, el apodo con el que el pueblo lo había bautizado: el Bienamado.

Fecha de Publicación: 14/06/2018

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Música
Coral Campopiano Coral Campopiano: una vida de sueños y de lucha

Con una brillante carrera musical en Estados Unidos, Coral Campopiano volvió al país e impulsa una c...

Historia
Un hombre que dejó su huella en Un hombre que dejó su huella en Tierra del Fuego

El legado de Ernesto Manuel Campos continúa vigente en la isla.

Argentinos por el mundo
Tatín López Salaberry Tatín López Salaberry, embajador del tango

Años después de desempeñarse como diplomático en Costa Rica, Oscar López Salaberry es un auténtico e...

Historia
Eduardo Castex celebra los 112 años ¡Feliz aniversario, Eduardo Castex!

Eduardo Castex celebra los 112 años de su fundación.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades