Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Qué conmemoramos el 9 de julio?

La emancipación de los argentinos siguió un camino arduo y sinuoso. Lograr ser una nación libre, fue una tarea muy compleja que duró muchos años.

Si existe un año clave para los argentinos, es precisamente 1816. Reunidos en Congreso General Constituyente los diputados de las Provincias Unidas, declararon su independencia respecto al Imperio Español. La lucha había comenzado el 25 de mayo de 1810. Una serie de vicisitudes habían llevado a una larga guerra independentista que parecía no terminar.

Los territorios nacionales eran muy vastos. Ocasionalmente sus representantes no llegaban a reunirse y parecía muy difícil ponerse de acuerdo. Por otro lado las noticias que llegaban de Europa eran desalentadoras. Napoleón había sido vencido en Waterloo y el rey español Fernando VII, capturado tiempo atrás por las tropas francesas, recuperó la libertad. Pese a algunos intentos fallidos de establecer en España una república, el rey, nuevamente en el trono, desarrolló un estilo muy antiguo de “monarquía absoluta”. Entonces arremetió contra las colonias transatlánticas, sin respetar los avances regionales que habían logrado algunas de las formas de gobierno autónomas.

La Primera Junta, los dos Triunviratos y el Directorio fueron ignorados por el rey. ¿Por qué? Todos ellos le habían jurado una falsa lealtad, invocando “el sistema de retroversión de la soberanía”. Dicha ley se expresaba mediante un tratado internacional, que aún seguía vigente. Decía que las Juntas Provisionales de las Colonias debían cuidar las posesiones del monarca español mientras estaba en manos de Francia. Pero aquellos días habían terminado.   

Como expresa el Himno Nacional compuesto en 1811, la necesidad de reconocimiento de“los libres del mundo” se hacía imprescindible. La única forma de comenzar a ser una nación, dependía de la posibilidad de lograr la autonomía política respecto a la monarquía peninsular, superando el sistema validado por el Cabildo Abierto.

El General San Martín tenía entonces el apoyo de Güemes en las regiones montañosas occidentales y de Artigas en la Banda Oriental. La interacción de los tres ejércitos, mantuvo a las fuerzas realistas lejos de las importantes ciudades centrales.

Logrando una relativa calma, los diputados de las provincias llegaron a reunirse en un lugar equidistante a los numerosos pueblos representados.

Las autoridades eligieron San Miguel de Tucumán como sede. Se encontraba casi a igual tiempo de viaje de la ciudad de La Paz como de Buenos Aires. Sin embargo el Alto Perú no pudo participar del Congreso: entró en un período muy intenso de guerras con las tropas realistas. La Patagonia tampoco tuvo diputados. Incluso el Gran Chaco quedó afuera.

Si bien Buenos Aires era la capital del antiguo Virreinato del Río de la Plata, existía además la necesidad de descentralizar el Congreso y diferenciarlo delas anteriores actuaciones que precedieron a la Declaración de la Independencia.

Bajo estas circunstancias, la mayoría de los representantes de las Intendencias y Gobernaciones asistieron puntualmente al evento. Por muchos días se discutieron los diversos proyectos que cada uno traía bajo el brazo.

Los diputados eligieron constituir finalmente una unidad territorial completamente autónoma y soberana. El Acta de Independencia de las Provincias Unidas en Sud-América, surgió entonces de las actuaciones de estos diputados y sus controversias, de sus aportes y conclusiones. El 9 de julio de 1816, por consiguiente, aquel territorio que luego se convertiría en la República Argentina, comenzó a tomar forma. Se declaró independiente de Fernando VII y sus herederos. Sería libre de arriesgarse a tomar cualquiera de sus decisiones políticas sin intervención alguna de las leyes coloniales. Se mantendría soberana territorialmente, respecto a sus vecinos y al mundo. Por eso, es preciso decir que el 9 de julio, nuestros predecesores trazaron el camino hacia la genuina emancipación, a fin de mirar sin miedo hacia el futuro de todos nosotros.

La Ciudad de San Miguel de Tucumán concentró a los diputados provinciales. Uno cada 15.000 habitantes. La sala de la Casa de Tucumán reunió a todos aquellos políticos con un fin: lograr la Independencia.

Si bien Mariano Moreno murió en 1811, la traducción y el prólogo del Contrato Social de Rouseau, influyó notablemente en las discusiones independentistas. De tal forma lo expresa  Boleslao Lewin en su libro “Rouseau y la independencia argentina y americana” (Eudeba, Buenos Aires 1967). Los claros conceptos de Moreno, por lo tanto, alcanzaron a los diputados del Congreso de Tucumán.

Acta de Independencia

Rating: 0/5.