Skip to main content

Palermo Jail

Los tiempos cambian, y los barrios también.
Historia
18 febrero, 2019

Los tiempos cambian, y los barrios también. ¿Quién diría que en pleno Palermo, en las actuales avenidas Las Heras y Coronel Díaz, funcionaba una cárcel hasta hace algunas décadas atrás? Entre 1877 y 1962 funcionó allí el edificio de la Penitenciaría Nacional, donde habitaban unos 700 reclusos y que fue testigo de varios fusilamientos y algún intento de fuga, con túneles y todo.

Entre los presos más conocidos que pasaron por allí estuvieron Juan Moreira y “El petiso orejudo”. Entre los fusilados, los anarquistas Paulino Scarfó y Severino Di Giovanni y el general Juan José Valle. Como directores de la prisión se desempeñaron Enrique O’ Gorman (hermano de Camila), Reynaldo Parravicini (padre del actor Florencio) y Roberto Pettinato (sí, padre del músico y conductor).

El entorno que rodeaba a la Penitenciaría fue cambiando con los años y la cárcel comenzó a desentonar con el nuevo barrio que se estaba conformando. Si antes abundaban por allí los boliches frecuentados por malandras y cuchilleros, ahora se había convertido en un barrio residencial donde poco tenía que ver un edificio de esas características.

En 1961 la cárcel dejó de funcionar y, al año siguiente, se comenzó con su demolición. En aquel predio de 10 hectáreas se encuentran actualmente el parque Las Heras, tres colegios y algunas canchas de fútbol. Dicen, sin embargo, que parte de aquella construcción permanece aún bajo tierra: los restos de la historia de una ciudad que siempre se construye capa a capa.

Valoración: 5.0/5. De 3 votos.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar