Buenos Aires - - Jueves 24 De Septiembre

Home Argentina Historia La Pocahontas argentina

La Pocahontas argentina

Crónicas de la Argentina desconocida.

Historia

Con el apodo de "Chiriguana" se conoce a la que fue el primer amor del hidalgo Juan de Garay, quien fundó Buenos Aires por segunda vez el 11 de junio de 1580. No sabemos el verdadero nombre de esta misteriosa mujer, pero sí el de su hijo. Bautizado igual que el conquistador (aunque con el apelativo secundario de “el Mozo”), fue considerado legalmente el primogénito de los Garay según todos los registros conocidos en las Indias hasta 1610. Pese a estas cuestiones legales que sin duda lo favorecían, los rumores sobre su madre lo persiguieron más allá de la muerte. El hijo de Garay y la Chiriguana vivió en Asunción e incluso estuvo junto a los hombres del rey de España durante la refundación porteña. Pero tal vez por vergüenza (o miedo), negó sistemáticamente a quien le dio la vida. La Chiriguana fue borrada de las anotaciones civiles. Las crónicas se refieren a ella de un modo sombrío y despectivo. Por eso la conocemos únicamente como la hija del cacique del por entonces llamado Chaco Boreal, el país de los Chiriguanos.

Pocahontas en Virginia y la Malinche en México serían las mujeres que comunicaron a los conquistadores con sus conquistados. En realidad, no supieron entender a tiempo la tragedia a la que se enfrentaban sus pueblos. Pero la Chiriguana del norte argentino logró cautivar a Garay de un modo diferente: fue elegida por el propio hidalgo entre todas sus hermanas y entregada en matrimonio por su padre, tras llegar a un acuerdo de paz con las tropas españolas que venían de Potosí. ¿Qué más grande patrimonio podía tener un cacique sino su propia hija? Princesa de los suyos, aparentemente era dueña de una belleza que puede adivinarse, quizás, en las descripciones de su descendencia. Años después, la esposa que le tocó en suerte al joven heredero del fundador de Buenos Aires le dio hijos hermosos e inteligentes. María, la  primogénita de “el Mozo”, fue dueña de un inexplicable atractivo. Seguramente ahí estaba la luz del rostro de su abuela, la princesa de los Chiriguanos.

Había gran cantidad de poblaciones en esta zona del Nuevo Mundo cuando llegaron los conquistadores. Muchas etnias −y con ellas sus lenguas autóctonas− han desaparecido por completo. Las guerras, las nuevas enfermedades que sorprendían a los indígenas indefensos y el mestizaje, dejaron diezmada a la población prehispánica. Sin embargo, la reconstrucción de la etnia de los Chiriguanos no esquivaría a la filología. Gracias al estudio lingüístico de las poblaciones del norte argentino, podemos deducir hoy que la lengua de los Chiriguanos derivó en una serie de dialectos denominados Ava Guaraní, un grupo relativamente antiguo que habitó una zona muy precisa del sur de Bolivia y el occidente de Paraguay. Hoy sus hablantes integran un complejo conjunto de lenguas sudamericanas a las que se puede denominar “mixtas”. De esto se desprende que la de los Chiriguanos era una etnia surgida del contacto entre las poblaciones orientales y occidentales del continente. Parece que provenían de la fusión entre los Guaraníes y los poderosos Arahuacos.

Estos grupos tenían su propio país, gobernado por leyes muy antiguas. Eran enemigos acérrimos del incanato que hacía poco tiempo estaba en poder de la corona de España. Entendiendo esta circunstancia es sencillo deducir que una vez unida la Chiriguana a Juan de Garay por la ley de su pueblo, concibió al niño del conquistadory lo crió según sus costumbres, compartiendo prácticas y ritos inmemorialescon su “esposo”.

Pero el rey Felipe II de España, sucesor del emperador Carlos I, se enteró de la escandalosa historia de Garay por boca de un espía y le hizo saber su voluntad tanto a él como a los soldados que lo acompañaban en el Chaco Boreal. La carta de puño y letra de Felipe fue entregada en tiempo récord por un vocero. Según especificaba el texto, el hidalgo debía abandonar las costumbres bárbaras que había adquirido junto a la gente de la selva y encargarse de ciertos temas que habían surgido en Asunción del Paraguay, fundada exitosamente en 1537.

Garay marchó entonces más allá del oriente del País de los Chiriguanos y estuvo mucho tiempo encargándose en Asunción de aquellas cuestiones que la carta real especificaba. Tanto fue así que, tras dos años de ignorar la desolación de su esposa, un día decidió volver. Viajó por el río Pilcomayo, aunque en esta oportunidad lo hizo con el fin de adentrarse por última vez en la selva. Cuando la Chiriguana salió a recibirlo, muy probablemente quedó azorada con lo que vio. Una corte completa acompañaba al padre de su hijo. Hombres y mujeres nobles de Castilla y Extremadura se habían trasladado desde la capital paraguaya con un único objetivo: reclamar al niño apodado “el Mozo”. Juan de Garay se había unido cristianamente en matrimonio a Isabel de Becerra y Mendoza. Muy creyente y de cuna noble, Isabel aceptó ante el obispo de Asunción el compromiso de criar al hijo bastardo de su marido como un cristiano. No había mucho para hacer. La Chiriguana vio por última vez al “Mozo” en 1558, cuando lo dejó en manos de la legítima esposa del que alguna vez supo ser su hombre.

Nadie volvió a hablar de la Chiriguana entre los Garay. Ni siquiera le dieron entidad en las crónicas familiares. Nada. Existe una ausencia absoluta de alusiones en los documentos civiles, en los libros de historia e incluso en la arqueología. “El Mozo” tenía tres años cuando dejó de verla. Ya adulto, acompañó a su padre en todas sus conquistas. Fue gobernador y poseyó tierras valiosísimas frente al Río de la Plata. Incluso se le entregaron grandes extensiones en la zona de Luján. Pero nunca se atrevió a recordar que en realidad, por ley materna, era el príncipe de una estirpe condenada al rumor, la segregación y el olvido: el País de los Chiriguanos.

Pueblos que habitaban Argentina en tiempos de la conquista. En verde, el Gran Chaco de Bolivia, Formosa, el Chaco Argentino y el Chaco Boreal Paraguayo, que conformaban el territorio de la poderosa nación de los Chiriguanos. Constituyó una zona muy amplia que lindaba con el Imperio Inca. La frontera occidental era conocida como la región de los Arahuacos, luchadores empedernidos que jamás dejaron instalar el incanato en la zona. Hasta la llegada de Pizarro en 1533, el Inca no tuvo mayor resistencia que la suya.Existe aún en la provincia de Formosa una localidad llamada Los Chiriguanos. 
Garay vino a fundar Buenos Aires por segunda vez muy cerca de donde lo había intentado Pedro de Mendoza. La particularidad del proceso llevado a cabo por el hidalgo,es que navegó desde Asunción y cumplió su cometido el 11 de junio de 1580, únicamente después de fundar Santa Fe. Liborio Justo dice al respecto en “Nuestra patria vasalla, historia del coloniaje argentino”(Ed. Schapire, Buenos Aires 1967): “en esa forma el Río de la Plata presentó la particularidad singularísima de que su territorio no fuera colonizado de la costa al interior, sino, excepcionalmente, del interior a la costa”.
Libro Patrón de los hidalgosdel norte de España. Un hidalgoera un noble. Podía querer decir “hijo del Godo” (fil d´l God, fidalgo). Los Godos constituían una dinastía antigua de reyes que fueron muy cotizados en la época de la Reconquista. Por las venas de la reina Isabel corría sangre de los Godos Nobles de España. La etimología que hace de hidalgo una contracción de “hijo de algo” ya casi no se sostiene. Por otro lado “hijo de alguien” no concuerda con el castellano antiguo. 
1-Pocahontasse unió a John Smith en matrimonio y tomó un nombre europeo. 2-LaMalinchefue madre de Martín Cortez, hijo de Hernán Cortez el conquistador de México. 3-Poco podemos decir de la Chiriguana, que tuvo muchos puntos de contacto con ambas mujeres, pero finalmente fue borrada de la historia. En esta fotografía de 1902, se puede ver a una mujer del País de los Chiriguanos. 
La Chiriguana es también una novela de la escritora Josefina Pelliza de Sagasta (1848-1888), que no narra precisamente la historia de la primera mujer de Garay. Describe la vida de los últimos representantes de los Chiriguanos, resumida en una mujer de aquella nación. Lo que demuestra Pelliza es que aún en el siglo XIX se apodaba Chiriguana a cualquier mujer proveniente del País de los Chiriguanos. 
Existe una ópera del Maestro Puccini, que cuenta la historia de una joven japonesa expuesta a la misma tragedia que la Chiriguana. Pinkerton, un marino americano, la desposó según la usanza japonesa. En uno de sus viajes tardó mucho en regresar. Ella lo esperó junto al niño que había dado a luz y él, como repitiendo la historia del hidalgo Garay, volvió casado con una mujer estadounidense. Reclamó al niño para criarlo en América. La joven lo entregó y viendo partir a su hijo junto a la nueva mujer de Pinkerton, se quitó la vida. ¿Podría ser éste el final que no conocemos de la Chiriguana?(Ver Madama Butterfly, género ópera, compositor Giacomo Puccini –basada en una historia real publicada en 1887 -. En el fotograma Plácido DomingoMirella Freni, en1974).  

Fecha de Publicación: 24/02/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


Por: carlos moran 24 febrero, 2019

interesantísimo personaje, por lo desconocido y universal. Este ciclo de notas nos permite tomar contacto con personajes que están a la sombra de nuestra historia

Por: Nancy Vila 24 febrero, 2019

Gracias no conocía la historia o leyenda hermosa de la Chiriguana. Muy bien contada y relacionada histórica y musicalmente por el culto autor.

Por: Juan de Capital 24 febrero, 2019

Señor Sergio me ha emocionado

Por: JO 24 febrero, 2019

ES UNA HISTORIA SORPRENDENTE!!!!!! GRACIAS AL DIARIO GRACIAS AL PROFESOR QUE ES UN MAESTRO!!!!!!

Por: Maribel 24 febrero, 2019

Yo sabía que Garay tenía un hijo natural criado por Isabel. La madre verdadera está anotada como la hija del cacique de los chiriguanos. Pero el profesor la cuenta de una forma que me toca el alma. Estoy tan agradecida. Un saludo al Profesor. Voy a ver Madama Butterfly con Plácido Domingo y Mirella Freni. Me despertó muchas ganas. Y Pocahontas. Gracias otra vez

Por: Martín 24 febrero, 2019

yo mandé un comentario pero no lo veo...... Sigo al profesor todos los domingos. Me gustaría que sepan que #EsGaray se hizo tendencia en tuiter https://twitter.com/search?q=%23EsGaray&src=typd

Por: Jony 24 febrero, 2019

Profesor cuenta tan bien que me emocionó. Conozco Formosa y el pueblo Chiriguanos. Me toca la fibra de provinciano. Mis felicitaciones

Por: Alberto 24 febrero, 2019

para que todos sepan los chiriguanos todavia existen. Gracias por la nota dedicada a nosotros

Por: Alberto 24 febrero, 2019

https://municipiosycomunas.com.ar/los-chiriguanos/ gracias al diario por permitir mostrar algo tan olvidado de nuestro país

Por: Jony 24 febrero, 2019

existe una página del pueblo de los chiriguanos http://www.loschiriguanos.gob.ar/ Gracias Prudencstein!!!!!!!

Por: Jony 24 febrero, 2019

quiero agregar que los chiriguanos se funda en 1930 y toma el nombre del puebo que vivia entre Formosa y el Chaco

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Celeste Muriega Celeste Muriega, una entrevistada de lujo

La conductora charló con Serargentino.com. Habló de gustos, pasiones y su presente en Miami, luego d...

Tradiciones
mujeres en feria de artesanos ¿Vamos a la feria?

De verduras, de artesanías, de antigüedades. Ir a la feria es una rutina necesaria en Santa Fe, adem...

Historia
Batalla de Tucumán Recordando la batalla de Tucumán

Te contamos la impresionante batalla liderada por Belgrano en San Miguel de Tucumán.

Argentinos por el mundo
 Tec, El mural mais grande do mundo

Te contamos la historia de un artista cordobés que pintó uno de los murales más grandes de São Paulo...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades