Buenos Aires - - Martes 04 De Agosto

Home Argentina Historia La Argentina dividida

La Argentina dividida

El país, una vez libre de España, habiendo tomado forma, terminó enfrentándose dentro de sus propias fronteras. ¿Qué llevó a los argentinos a luchar entre unitarios y federales?

Historia
cropped-PORTADA-P-HISTORIA27.jpg

Cierta tendencia a la simplificación dentro del estudio histórico, terminó estableciendo generalizaciones y estereotipos no del todo fiables. Es verdad que la construcción de un relato debe brindar una descripción clara de aquello que quiere reflejar, aportando datos concretos y referencias plausibles. Sin embargo, el permanente afán de simplificar todo lo que contamos, suele llevarnos también a eliminar las divergencias. Olvidamos los matices, los detalles y las sutilezas, quedándonos únicamente con las luces y las sombras. Quizás sea esta necesidad urgente de presentar los acontecimientos en blanco y negro, la que atrapó a muchos de los más grandes historiadores argentinos en sus propios esquemas narrativos.

Una gran cantidad de intereses movieron a nuestros próceres según su lugar de origen. A pesar de los vicios típicos de la simplificación, está claro que no todos pensaban igual.

Respecto a tal circunstancia, existe un caso paradigmático: Domingo Faustino Sarmiento. Gran amigo de San Martín, mantuvo una intensa comunicación epistolar con él. ¿Qué terminaría asociando al Libertador con el cuestionado  autor de "Civilización y Barbarie"?

"Facundo no ha muerto”, dice Sarmiento respecto al caudillo Facundo Quiroga. ”Está vivo en las tradiciones populares, en la política y revoluciones argentinas; en Rosas, su heredero, su complemento. Su alma ha pasado en este otro molde más acabado, más perfecto; y lo que en él era solo instinto, iniciación, tendencia, convirtióse en Rosas en sistema, efecto y fin; la naturaleza campestre, colonial y bárbara, cambióse en esta metamorfosis en arte, en sistema y en política regular capaz de presentarse a la faz del mundo como el modo de ser de un pueblo encarnado en un hombre que ha aspirado a tomar los aires de un genio que domina los acontecimientos, los hombres y las cosas. Facundo, provinciano, bárbaro, valiente, audaz, fue reemplazado por Rosas, hijo de la culta Buenos Aires”. Entre sus definiciones sobre el Gobernador, resalta que Rosas es “falso, de corazón helado, espíritu calculador, hace el mal sin pasión y organiza lentamente el despotismo con toda la inteligencia de un Maquiavelo.” (“Facundo o Civilización y Barbarie en las Pampas Argentinas”, Domingo Faustino Sarmiento, cuarta edición en castellano, Librería Achette, París 1874).

En sus páginas, finalmente compara a su amigo San Martín con Napoleón alejando de él la posibilidad de haber sido un “caudillo del interior”. Nunca podría haberlo asociado con aquellos bárbaros: San Martín se educó en Europa, decía y con esta frase tan pequeña, definía claramente el gran conflicto argentino.

Es posible que fuera en esos momentos, cuando las antinomias se instalaron en el discurso de muchos de nuestros intelectuales. Construyendo ciertos parámetros inamovibles, precisamente en el interregno que va desde la presidencia de Rivadavia hasta la del propio Sarmiento, terminó por conformarse un sistema de oposiciones permanentes que todavía hoy padecemos. De manera progresiva los contrastes entre los diversos pensadores decimonónicos, se fueron acrecentando hasta abrir un abismo entre unitarios y federales.

Pese a la tensión que crecía exponencialmente dentro de la política local, más allá de lo esperado, durante largo tiempo aquellos mismos hombres habían sido capaces de hablar y preservar amistades que hoy nos parecerían insólitas. Seguramente, como herencia de la Primera Junta, entenderían que no todas sus expresiones se debían alinear sobre los insoslayables principios de la enemistad.

Como dijimos antes, Sarmiento fue muy amigo de San Martín, pero también de pensadores tan distantes como Bartolomé Mitre y Esteban Echeverría. A su vez el mismo San Martín mantuvo una sólida relación con el caudillo Martín Miguel de Güemes y, por supuesto, con Manuel Belgrano, quien no manifestó sentirse incómodo a la hora de compartir un largo viaje a Europa con Bernardino Rivadavia. Es preciso recordar además que este último episodio existió gracias al pedido de Posadas y su sobrino Carlos María de Alvear. Ambos serían definidos en la primera mitad del siglo XIX, como los representantes más sólidos de la alta aristocracia porteña.

¿Hay otra  forma de expresar que Argentina cultivó en tiempos de la declaración de la independencia, un gran aprecio por la libertad de las ideas individuales y la discusión?  Todas nuestras brutales dicotomías, parecen provenir en realidad de otro tiempo. Precisamente del instante en el que se agudizó el centralismo bonaerense. Fue entonces cuando la violencia suplantó a las palabras.

La desigualdad, las realidades sociales distintas vividas en Buenos Aires y el interior, afectaron el funcionamiento de la unificación nacional allá por 1830. Lo interesante es que dicha problemática no abarcaba a un único estilo de personas: reunía a grupos con realidades y pensamientos muy diversos.

Consecuentemente, hacia 1831, se firmaría el Pacto Federal, que expuso definitivamente a Buenos Aires a un intenso intercambio con las provincias y talló el carácter nacional para siempre. Este episodio, como Sarmiento señaló, le daría el poder absoluto a un nuevo jugador: Juan Manuel de Rosas.

La descripción que puede apreciarse en “Civilización y Barbarie”, a pesar de ser muy locuaz y estar muy extendida, no resultó ser la única. Los hechos históricos no se desarrollan de manera aislada y sus descripciones tampoco. Las visiones de los contemporáneos de Sarmiento fueron muy desiguales.

¿Qué valor tuvo entonces para la sociedad del siglo XIX, revelarse como unitario o federal? Muchos serían los temas que acabaron por dividir a los argentinos. El Pacto tenía la intención de implantar un nuevo tipo de país. No obstante, el proyecto federal de Rosas dejó muchos puntos oscuros.

A nadie le fue fácil llegar a un acuerdo de integración. Quizás por esta misma causa, los relatos se polarizaron y la Argentina acabó por hundirse en sus propias controversias. Los argumentos de cada lado fueron muy nutridos y a la vez acalorados. Abordar hoy el conflicto entre unitarios y federales es un gran esfuerzo. Necesitamos, esencialmente, comprender el contexto donde semejantes conceptos germinaron.

Lo que sí podemos decir es que la discusión de donde nace la luz, poco a poco fue perdiendo sus matices. Tanto, que un día terminamos por erosionar la capacidad de identificarnos con el otro. Por mucho tiempo, este tema dividió a los argentinos en bandos opuestos, hasta el extremo de declarase mutuamente la guerra.

Domingo Faustino Sarmiento fue el autor de “Facundo o Civilización y Barbarie en las Pampas Argentinas”. El libro fue concebido en entregas para El Progreso (un periódico chileno) durante 1845. En esos momentos Sarmiento se vio obligado a permanecer en el vecino país por sus ideas políticas. Tuvo muchas ediciones, una de ellas la de la Librería Achette en 1874.
Facundo Quiroga se convertirá en uno de los símbolos de la lucha entre unitarios y federales. También será el principal tema de discusión aportado por Sarmiento en su principal obra durante el exilio.
Martín Miguel de Güemes apreciaba de modo particular a San Martín y Manuel Belgrano. Es sin duda este tipo de interacciones, donde se encuentra el secreto del primer país que imaginaron los revolucionarios, libertadores, intelectuales y caudillos anteriores a 1830.
Juan Manuel de Rosas es uno de los personajes más cuestionados del proceso de “federalización” al que se expuso el país. Muy cuestionado por Domingo Faustino Sarmiento, será uno de los protagonistas de la división entre unitarios y federales.

Fecha de Publicación: 21/07/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


Por: Martín 21 julio, 2019

Cruel pero cierto

Por: JO 21 julio, 2019

UNA VERDAD QUE NUNCA SE DICE. Y LOS MATICES DÓNDE ESTÁN?

Por: Jony 21 julio, 2019

Que crueles fuimos con nosotros mismos.......

Por: Juan de Capital 21 julio, 2019

Es muy fuerte leer a Sarmiento!!!!!!!

Por: JO 21 julio, 2019

ME RESULTA ESPECTACULAR LA IDEA DE LA ARGENTINA DIVIDIDA PERO A SU VEZ SUBDIVIDIDA. ES UN CONCEPTO QUE NO MIRAMOS

Por: Carlos 21 julio, 2019

La polarizacion congénita .. .

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
Día de la Pachamama, El mes de la Pachamama

El 1 de agosto se celebró el Día de la Pachamama, un homenaje a la Madre Tierra que se trasmite de g...

Salud y Estética
dormir con el enemigo Durmiendo con el enemigo

Hay una enfermedad muy grave entre nosotros. Y lo peor es que es muy difícil de detectar. Estamos du...

Argentinos por el mundo
Liliana y José Viaja 50: jubilarse, viajar, viajar y viajar

Te contamos el proyecto de estos cincuentones que apostaron al sueño de sus vidas, haciendo realidad...

Espectáculos
Christian Sancho Christian Sancho participó de "Mateando con Amigos"

Entre risas y anécdotas, el actor y modelo argentino se sometió a "El cuestionario argento". Las res...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades