Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Hechos, no palabras

Las palabras quedan cortas para describir todo lo que aportó Cecilia Grierson a su profesión, a su país y a la lucha por los derechos de la mujer.

El feminismo no es una moda. Existe desde hace siglos y en todas las épocas tuvo sus abanderadas, mujeres que allanaron el camino de las que vendrían después. Mujeres fuertes, que rompieron el molde y lucharon por lo que querían, para ellas y para todas. Cecilia Grierson fue, sin dudas, una de ellas.Su currículum es extenso. Fue la primera mujer que se graduó como médica en Argentina –y en Sudamérica–, lo que abrió las perspectivas de las mujeres universitarias. Participó en la creación de la Asociación Médica Argentina, la Sociedad Argentina de Primeros Auxilios y la Asociación Obstetricia Nacional. Fundó, también, la primera escuela de enfermería de Argentina y Latinoamérica.Antes de todo eso, también fue maestra, profesión a la que estuvo ligada toda su vida, aunque no se le permitió ejercer la docencia universitaria. Por ser mujer, por supuesto. Como si fuera poco, participó en la lucha activa por los derechos de la mujer: en 1899 viajó a Londres al Congreso Internacional de Mujeres y, a su regreso, participó de la fundación del Consejo Nacional de Mujeres.Las palabras quedan cortas para describir todo lo que aportó Cecilia Grierson a su profesión, a su país y a la lucha por los derechos de la mujer, de sus contemporáneas y de las que le seguimos. “Hechos, no palabras”, ese era su lema. Claro como el agua.

Rating: 0/5.