clima-header

Buenos Aires - - Domingo 18 De Abril

Home Argentina Historia Hace 109 años se escapaba, por única vez, un presidiario de la cárcel del fin del mundo

Hace 109 años se escapaba, por única vez, un presidiario de la cárcel del fin del mundo

Conocé la historia de Simón Radowitzky, el anarquista ucraniano que se logró escapar de la cárcel más austral del planeta.

Historia
Simón Radowitzky

Una de las corrientes políticas que menos se llegó a desarrollar en nuestro país es el anarquismo. Sus acciones extremistas y pensamientos beligerantes, han ido desapareciendo con el surgimiento de nuevas ideologías y la actividad propia de las fuerzas represivas. Te presentamos la historia de un anarquista que, entre sus varias aristas, cuenta con Tierra del Fuego como punto destacable: fue el único que pudo escapar de la cárcel del fin del mundo. 

El ucraniano Simón Radowitzky fue un obrero metalúrgico y militante anarco-obrerista que nació en la Rusia de los Zares, en el año 1891. La hija de su maestro de herrería fue quien lo introdujo en el movimiento anarquista ruso. Luego de participar más o menos directamente de una serie de acontecimientos que torcieron el destino ruso, Simón tuvo que exiliarse en la Argentina. De no ser por su desembarco en los puertos porteños de 1908, el anarquista hubiese terminado preso en Siberia. Paradójico es el destino. Lo que no aconteció en Siberia, aconteció en Tierra del Fuego. 

 

De casi estar en Siberia a pasar “un rato” en Tierra del Fuego

Los hechos por los que el militante anarquista ucraniano terminó en la cárcel de máxima seguridad de nuestro país son trágicos y lamentables. El 1° de mayo de 1909, Simón Radowitzky participó de uno de las manifestaciones obreras más importantes de nuestra historia.
Miles de obreros se reunían todos los años en esa fecha, para conmemorar a los mártires de Chicago. Ese año no fue la excepción y el acto en la actual plaza del Congreso transcurrió en sus primeros momentos de forma pacífica. Desde una de las torres linderas, el jefe de la policía de ese entonces, el comandante Ramón Falcón, observaba todo con binoculares. Desde allí dio la orden de interrumpir los sucesos y, de la mano de gendarmería e infantería, se desató la represión. Casi 50 heridos y 8 muertos fue el saldo de aquella tarde. 

Los días siguientes siguieron igual de caldeados. El comandante dio comienzo a una caza de brujas y puso en prisión a varios militantes. En el cuerpo de Simón, se acumularon inmensas cantidades de odio por Ramón (así lo describiría en una de sus varias entrevistas). Ese odio explotaría el 14 de noviembre de ese mismo año, cuando un explosivo hecho por el ucraniano y puesto en el auto del comandante terminaría con la vida del oficial. Acorralado por la policía, Simón se pegó un tiro en el pecho al grito de "¡viva el anarquismo!". Sin embargo, sus heridas fueron leves y enseguida se le aplicó la pena de muerte. Un documento de dudosa legalidad indicaba que Simón tenía 18 años, por lo que hubo que conmutar la pena.

El primer destino de Simón fue la Penitenciaría Nacional de Palermo. Allí cobró muchísima popularidad y, tras un frustrado intento de fuga, lo trasladaron a Ushuaia en 1911. En la isla, sufrió violaciones en toda su integridad y fue líder de movimientos huelguistas, hasta que, en noviembre de ese año, ocurrió un hecho insólito en la vida de la cárcel más austral del mundo: se fugó un recluso.

 

La fuga

Los hechos acontecidos ese 7 de noviembre parecen salidos de la serie más taquillera: gracias a sus habilidades metalúrgicas, Simón Radowitzky trabajaba en el taller del penal. Desde allí se hizo con un traje de guardia y aprovechó el cambio de turno con novatos carceleros, para salir caminando como si nada. El accionar de Simón no ocurrió en soledad: coordinados en tiempo y forma, un grupo de anarquistas chilenos y argentinos lo estaban esperando. Así, dieron escape por agua en un pequeño barco hasta Chile. 

Sin embargo, el final de esta serie (o por lo menos de esta temporada fueguina) no es color de rosa. Su protagonista fue hallado cuatro días después y vuelto a poner en prisión, pero esta vez aislado y con media ración de comida por dos años. 

 

Otras prisiones y el final inesperado

La figura de Simón Radowitzky tuvo tal repercusión en los medios y en la política nacional que tuvo que ser indultado 21 años después. En un mismo documento, el entonces presidente Yrigoyen lo condenó al destierro. Simón desembarcó en Uruguay, donde también tuvo problemas con la legalidad y la ideología política hegemóncia. Luego de luchar en el frente republicano antifranquista de España y ser encarcelado en Francia, terminó sus días ¡fabricando juguetes para niños! en México. Murió el último día de febrero de 1956, de un infarto. 

Fecha de Publicación: 07/11/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

la-carcel-del-fin-del-mundo ¿Cuánto sabés de la “cárcel del fin del mundo”?
El-Paseo-del-Buen-Pastor De cárcel a paseo

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
literatura argentina María Cabeza nos habla de su último libro

La columnista de SerArgentino.com y ganadora del reconocimiento “Embajadora de la Palabra”, cuenta t...

Argentinos por el mundo
Elena Blasco Una sanjuanina por el mundo

Esta sanjuanina dejó la provincia en 1978 con intenciones de volver a su provincia natal. Sin embarg...

Tradiciones
Cachi, Salta Cachi se pinta de rojo

En una época del año, Cachi se viste de rojo porque los frutos destinados a recetas deliciosas toman...

Nostálgicos
sportman Sportman: un café de ayer y hoy

Tiene más de 80 años de historia y varias generaciones entre sus comensales. Esta es la historia del...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades