Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Gardel era gay?

Una increíble historia "de polleras", gángsters de todos los colores y... ¿no pretenderás que te devele el misterio en el copete, no?

Alguna vez escuché decir que Carlos Gardel era homosexual. Solía cargarla con el tema a mi querida Marina Cañardo, personalidad de bajo perfil de la cultura nacional, y en aquel momento Directora del Museo Casa Carlos Gardel. Que obviamente se lo tomaba en broma pero por las dudas me desmentía esgrimiendo varios hechos comprobables. Y precisamente con ella charlamos más de una vez sobre lo loca de la anécdota que a continuación te refiero.

"El Zorzal" cumplía años el 10 de diciembre (conmemorando ese día se instituyó el Día del Tango) y en 1915 decidió festejarlo en el famoso Palais de Glace, que en ese momento era un salón de baile de la alta sociedad. Carlos ya era famoso. Hasta allí llegó a la madrugada acompañado de otro famoso y uno de sus grandes amigos: el actor Elías Alippi. Nunca llegaron a entrar.

Yo no puedo imaginar el momento de ambos. Gardel ilusionado con una noche de festejos, treinta segundos después viéndose tirado en el piso y esperando una ambulancia. Alippi desesperado y sin saber qué hacer quizá, pensando que su amigo se le moría ahí mismo. La ambulancia habrá tardado realmente una eternidad (casi no había teléfonos fijos en Buenos Aires; imaginate). Y cómo habrán sido los minutos siguientes. ¿Había un cirujano de guardia en la época? ¿Calificado? ¿Se habrá puesto nervioso sabiendo que la vida del astro estaba en sus manos? ¿Sería joven o tendría experiencia?

La historia

La historia dice que Gardel tuvo la mala idea de tener un amorío con "La Ritana" (también conocida como Madamme Jeanette). La mujer había cantado con Enrico Caruso, pero al momento de la historia era dueña de un salón de baile en la calle Viamonte. Al parecer la dama había sido la artífice de que Gardel y su compañero Razzano comenzaran a actuar en el Armenonville, otro salón elegante de la época. La mala idea de Carlos fue no apagar su fuego con "La Ritana" porque ella estaba comprometida con un conocido hampón: Juan Garesio, no por coincidencia dueño del famoso cabaret "Chantecler". Voy a jugarme el albur de que Garesio le había puesto el salón a "La Ritana" y que "encima de que te mantengo me engañas ¡¿y con éste?!". Todo muy tanguero. Muy trágico. Dos más dos, cuatro, Garesio mandó matar a Gardel. En esa época los sicarios se "guardaban" unos días y nadie iba en cana. Porque salvo que hubiera un testigo que los reconociera, no había mucha ciencia forense. 

Así que cuando Carlos y Alippi estaban por entrar al Palais de Glace, Roberto Guevara y Gregorio Gallegos de la Serna los interceptan y Robertito le pega un tiro en el pecho. Décadas después se fantaseó con que Guevara era pariente de otro Guevara un poco más famoso que él: Ernesto "Che" Guevara. Vaya a saber, pero ¿por qué no?

Afortundamente para él y para el mundo entero en el Hospital Ramos Mejía le salvaron la vida. Imagino que eso fue antes de que el Doctor Donovan dictaminara que era más riesgoso intentar sacarle el proyectil del pulmón izquierdo que dejarlo allí y entonces allí se quedó hasta su muerte. Y por ese proyectil alojado 20 años antes en su cuerpo, cuando le hicieron la autopsia luego del accidente de Medellín en el que sí perdió la vida, especularon con que a bordo de la máquina se había producido un tiroteo y que eso fue lo que causó el accidente. Obviamente no fue así.

Aparece "Ruggerito"

La historia se aloca un poco. Una vez curado, Gardel recurrió a un amigo de vida complicada, digamos: Juan Ruggiero. "Ruggerito" era un pistolero, brazo armado del Intendente de Avellaneda Carlos Barceló. Se habían conocido en el "garito" disfrazado de comité que "Ruggerito" menejaba en Avellaneda y al que Carlos iba a jugar a las cartas.

"Ruggerito", como es lógico, conocía a Garesio y fue a interceder por su amigo. Parece que ya que estaba "apretó" un poco a los sicarios que atentaron contra su vida. Y fue efectiva su gestión, lo sabemos. Carlos se exilió un tiempo en una estancia de Uruguay y todo se calmó. Después y como corresponde a un hombre con códigos, le devolvió favores a "Ruggerito" amenizando actos del Partido Conservador en Avellaneda...

"Eran otros tiempos"

Me quedé pensando en todas las aristas de la historia. En lo argentina a rabiar que es. Claramente, Gardel no era gay... ¿o sus mujeres eran una pantalla?... porque era muy pintón pero no se le conocieron muchas... ¿o era muy reservado? Jjajajja típico carrousel argento por el que nunca sabemos la verdad absoluta de nada. Nos fascina. Yo creo que no le gustaban los hombres y hoy no le importa a nadie. Pero en la época era casi imperdonable y esa visión del amor se ocultaba; más si eras famoso. Porque destruía carreras. Avanzamos mucho en eso.

Otra cosa es el tema de los códigos, que hoy cambiaron tanto. El adulterio siempre estuvo y va a estar. Gardel era "un varón con todas las de la ley". O sea: códigos. Nunca hubiera expuesto a una mujer en un adulterio o por un simple amorío. Pero Garesio se calmó porque se lo pidió un conocido. Quizá estaba acostumbrado y hasta un poco resignado a los engaños de su mujer; ni idea. Y con un famoso ya era mucho. Pero todo el resarcimiento que pidió fue que Carlos se "borrara" por algún tiempo. El problema real era el "qué dirán". Ser el hazmereír. Y sabés que es uno de los mayores miedos de una persona: ser puesto en ridiculo ante los demás. Entonces la venganza aparece como algo lógico; malo pero lógico. Los criminales de antes tenían códigos que hoy ya no existen. No asaltar a conocidos ni en el propio barrio, por ejemplo. Nunca desquitarse con mujeres o chicos. Gardel le cumplió a los jefes de "Ruggerito" por sus códigos con él. Imagino que no le habrá gustado tanto tener que exponerse, pero lo hizo.

Y la crueldad. Es obvio que a Garesio no le importaba un pito terminar con una vida. Quizá dar el ejemplo era más importante para sostener su negocio. Quizá amaba de verdad a "La Ritana" y no podía soportar ser engañado. Lo cierto es que antes nada era tan humano. Se mataba y listo: al tiempo se olvidaba el tema y el Mundo seguía Mundo. Hoy hay marchas pidiendo Justicia y al menos los sicarios terminan en cana... imagino. Quiero decir que antes se aceptaba con resignación la crueldad de la vida. Por suerte estamos cambiando.

Y "la noche". Que siempre fue y será "mala consejera". Los tiempos pasan y los amigos de la noche enseñan (como dicen "Los Cadillacs" en "Carnaval toda la vida") pero cobran esas enseñanzas en traiciones, estafas, engaños y a veces la muerte.

 

Imágenes: Télam

Rating: 0/5.