Buenos Aires - - Domingo 09 De Agosto

Home Argentina Historia El hombre que, desobedeciendo, obedeció a San Martín

El hombre que, desobedeciendo, obedeció a San Martín

Álvarez Condarco, nombre de calles y otros bienes públicos. Pero detrás de un nombre hay un hombre. Su historia tiene que ver con San Martín.

Historia
San-Martín

José Antonio Álvarez Condarco, uno de los hombres de San Martín. Uno de los peones que utilizó el Libertador para armar la mejor jugada de esa partida de ajedrez que fue la gesta libertadora. En el marco de lo que se llamó la “Guerra de zapa”, concepto que comprende todas las decisiones, movimientos y estrategias que se toman antes de que comience la batalla, pero que, indudablemente, forman parte de esta. Álvarez Condarco fue un subordinado perfecto y un espía perspicaz.

Álvarez Condarco 007

El mendocino fue encomendado por San Martín por su memoria y precisión. Cualidades perfectas para la tarea que le fue pedida: cruzar la Cordillera de Los Andes a pie y memorizar cada uno de los detalles que el camino presentaba, para que después el Ejército de Los Andes supiera por dónde debía cruzar para cumplir con el objetivo de liberar a Chile de las fuerzas españolas.

José Antonio partió por el Paso de los Patos, en la provincia de San Juan. E iba recaudando información permanentemente, pero solo en su cabeza. No quería correr riesgos de ser encontrado con papeles y mapas que sirvieran como pruebas en su contra. Llegó a Santiago, allí lo esperaban autoridades españolas, a quien les mostró la declaración de Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Obviamente, el mensaje no cayó muy bien en la cúpula española, y el enviado fue devuelto rápidamente, y por el camino más corto, el que hoy une Villavicencio con Uspallata. Entonces ya tenía otro camino para memorizar.

El resultado es sabido. El Ejército de Los Andes utilizó esos dos y otros tres pasos más para cruzar la Cordillera de Los Andes y liberar a Chile. El aporte de Álvarez Condarco fue reconocido por San Martín y todas las autoridades.

Curiosidad

Tan obediente y buen subordinado era José Antonio que, cuenta la historia, un día San Martín le pidió que se colocara en la puerta del polvorín y que no dejara pasar a nadie que no tuviera la vestimenta adecuada. Es que un rose de espuelas podías encender una chispa que volara todo el recinto. Hombre de palabra, Álvarez Condarco estaba parado allí como rulo de estatua cuando, al otro día, San Martín quiso entrar. El guardia le negó el ingreso, le dijo que no estaba vestido adecuadamente. San Martín insistió, pero él se mantuvo firme en su postura. Al otro día, el General lo reconoció ante todo el Ejército, por honor a su obediencia.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

PORTADA HISTORIA(21)Un hombre llamado José de San Martín
cóndorAndrés Tejeda, un molinero con aires de cóndor

Fecha de Publicación: 18/06/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Mateando con Cande Ruggeri Mateando con Cande Ruggeri

Cande Ruggeri habló sobre sus ganas de ser "la villana" de una tira y respondió "El cuestionario arg...

Argentinos por el mundo
Bella-y-Matías Niñeros de casas

Gracias al housesitting, Bella y Matías tienen la posibilidad de alojarse gratis en casas, y así rec...

Tradiciones
 Fiesta Nacional del Salame Casero Una fiesta que no es para salames

Te contamos sobre un evento especial para los amantes del fiambre y sobre todo del salame. Un festej...

Historia
Puerto-Gaboto0 Puerto Gaboto: el lugar donde comenzó nuestra historia

Puerto Gaboto es un pueblo emblema de nuestra historia que esconde nuestro pasado más remoto y que q...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades