Buenos Aires - - Sábado 15 De Agosto

Home Argentina Historia La poderosa Logia Lautaro

La poderosa Logia Lautaro

San Martín fundó en Buenos Aires un grupo secreto. ¿Por qué? ¿Cuáles fueron sus verdaderas intenciones?

Historia
PORTADA  HISTORIA (20)

El alzamiento armado contra los seguidores de Mariano Moreno, tuvo consecuencias muy complejas. Muy poco duró el Primer Gobierno Patrio. En diciembre del mismo año de la revolución, se estableció un sistema más amplio denominado Junta Grande. Acto seguido, después del alzamiento militar de Cornelio Saavedra y Martín Rodríguez, tras un nuevo llamado a elecciones, se estableció como ejecutivo al Primer Triunvirato. Chiclana, Sarratea y Paso estarían al frente. Pero sería un muy buen amigo de Rodríguez, llamado Bernardino Rivadavia, quien determinó el destino inmediato de la región. Nombrado Secretario de Guerra, el accionar del nuevo sistema de gobierno dependía de sus estrategias para sobrevivir.

Mensajeros ocultos de la Revolución de Mayo llevaron estas noticias a España. José de San Martín vivía en Cádiz desde los 12 años. Ya mayor y gracias a aquellos mensajeros ocultos, supo cómo se habían dado los acontecimientos entre 1810 y 1811. El año siguiente, resultaría crucial para San Martín. Emprendió su regreso al Río de la Plata trayendo con él un bagaje inesperado. La decisión no resultó fácil. Hay que recordar que la Junta de Cádiz seguía considerando que América le pertenecía a Fernando VII. Debido a este detalle, no era Don José de San Martín el único interesado en la situación que atravesaba el continente. Una alianza entre prestigiosos militares criollos, había nacido en Europa. Su influencia se extendió en esta parte del mundo desde Venezuela al Río de la Plata y desde Chuquisaca hasta Santiago de Chile. Entre todos conformaron lo que se llamaba una logia, la cual, secretamente, fundó las bases de quienes somos.

Los intelectuales fueron los primeros que tomaron esta antigua forma de agruparse en complejas órdenes secretas. El ejército también, aunque evocando la fama legendaria de las órdenes de caballeros que se fundaron en el siglo XII. Entonces aparecerían logias basadas en ideales muy diversos. Don José de San Martín, allá por 1810, calificó para entrar en Cádiz a la Gran Logia de los Caballeros Racionales, que justamente imitaba a las órdenes medievales. Creada en 1798 por Francisco de Miranda, Dictador lenipotenciario y Jefe Supremo de los Estados Venezolanos, constituyó un grupo militar alternativo a la Masonería. Fue exclusivamente fundado para librar a Sudamérica del colonialismo español.

Sus integrantes, a través de un arduo trabajo de espionaje, supieron que Fernando VII esperaba ser liberado. Los franceses le habían hecho saber que no planeaban ejecutarlo porque su hermana Josefina Carlota entregaría un cuantioso rescate. Los integrantes de la Gran Logia de Caballeros deducían que Fernando, una vez libre, cobraría venganza y su reinado se convertiría en una autocracia despótica. Por lo tanto debían desterrar a los virreyes que cuidaban sus colonias transatlánticas.

Algunos de los representantes de estos Caballeros Racionales admiraban profundamente al emperador Napoleón. Otros, como San Martín, fueron más proclives a incentivar el desarrollo de repúblicas inspirándose aún en la Revolución Francesa. Por eso, cuando el libertador de medio continente partió de Cádiz, pasó por Londres a fin de encontrarse con sus Superiores de Logia y plantear allí las bases de la Guerra de la Independencia Sudamericana.

Una vez instruido, desembarcó en el puerto de Buenos Aires. No venía solo: lo acompañaba un conjunto de militares sudamericanos hermanos de la Logia Central, que también se habían formado en el ejército de España. Sin saber sus intenciones, el Primer Triunvirato le abrió las puertas y lo apoyó a la hora de fundar el Regimiento de Granaderos a Caballo. Pero en su mente esperaba aplicar las instrucciones herméticas del grupo al que pertenecía. Debía fundar sin dilación alguna, la sede local de los Caballeros Racionales. El nuevo grupo se dio en llamar entonces “Logia Lautaro”. Carlos María de Alvear, socio intelectual de San Martín, fue quien propuso el nombre de Lautaro para definir al grupo encargado de liberar esta parte de América.

Lautaro era un cacique aborigen que combatió contra los españoles en Chile. Su historia terminó siendo muy famosa en la colonia. Ilustraba claramente la lucha contra el imperio.

Apenas San Martín llevó a cabo su cometido centró todas sus fuerzas en allanar el camino hacia la libertad. Pero existía alguien que se iba a oponer a las intenciones de la Lautaro. Nada menos que Bernardino Rivadavia, el Secretario de Guerra del derrocado Primer Triunvirato. Muchos autores revisionistas lo vieron como al representante de los intereses de aquellos que habían participado del alzamiento contra los morenistas en 1811.

Resulta fácil deducir que no estaba en las intenciones de San Martín aliarse con Rivadavia, pero tampoco los devastados morenistas resultaron estar dentro de su grupo. El pensamiento sanmartiniano incluiría instancias superadoras de los conflictos preexistentes e iría más allá de cualquier interés sectorial. Para eso, el Libertador reunió a lo más granado de su logia y derrocó al enviciado Triunvirato que se mantenía en el poder con bajísimos índices de popularidad.

Rivadavia fue condenado a alejarse de Buenos Aires. Desde entonces señaló a Alvear y especialmente a San Martín como los mentores de un golpe nefasto contra el futuro de América.

Al propio Bartolomé Mitre, autor de tres volúmenes sobre la vida del Libertador San Martín, le resultó una tarea titánica conciliar su figura con la de Rivadavia. Estos históricos libros, publicados a finales del siglo XIX por el editor Felix Lajouane en la imprenta Mouillot de París, fueron parte del Mito Argentino que los autores románticos intentaron dejarle a las generaciones que los sucedieron.

El movimiento revisionista entendería, sesenta años después de la muerte de Mitre, que era necesario depurar muchas de las compilaciones publicadas hasta entonces, propensas a las opiniones subjetivas y a la extrema idealización delos personajes y las circunstancias. Desnudos de la ideología que representaban los pensadores románticos, comenzaron entonces a ver el pasado de un modo más crítico. La investigación hizo el resto, incluso creando distintas corrientes intelectuales y políticas.

Entretanto, se gestaba una nueva antinomia. Estos dos gigantescos próceres develaron sus diferencias sólo y gracias al trabajo minucioso de los revisionistas. Pero, ¿resultaba lógico que Rivadavia y San Martín fueran “enemigos íntimos”?

Nuevos investigadores pusieron la lupa sobre los profundos desacuerdos que mantuvieron a estos hombres ubicados desde 1812 en bandos opuestos. A su vez la Logia Lautaro mostró precisamente en esos días el inmenso poder que detentaba. Derrocó casi sin oposición a todo un gobierno. Sucede que 1812 no fue un año sencillo. Hubo en pugna tantos aspirantes al poder, que la sociedad estaba confundida. ¿A quién apoyar? ¿A quién seguir? Rápidamente tomó forma un misterioso interrogante dentro del seno de las familias patricias: ¿buscaba San Martín sentenciar a las Provincias Unidas a una dictadura perpetua de la Lautaro o realmente estaba en sus planes ayudar a crear una nueva república?

¿Qué es realmente una logia? Aunque ya hemos hablado desde la Crónica XI acerca de la importancia de los masones en el proceso revolucionario americano, nunca hemos definido en nuestro espacio la palabra “logia”. Para saber de qué hablamos, debemos decir entonces que es una palabra que viene del italiano“loggia” y significa “galería”. Durante la Edad Media una “logia”no fue otra cosa que un lugar protegido de la lluvia que a veces se encontraba alrededor de un patio central. Cualquiera fuera la forma en que se la definiera, representaba un lugar propio de la arquitectura de esos tiempos,donde los aprendices de un oficio dejaban sus enseres personales y materiales de trabajo. Ahí mismo se agrupaban los artesanos de tal o cual oficio y los maestros seleccionaban a los más aptos para integrarlos a sus talleres deformación, que siempre se encontraban en las salas circundantes. Cada oficio terminó teniendo su “loggia”(que en español pasó a escribirse con una única “g”). Nadie más que los partícipes del oficio tenían permitido entrar en aquella casa. Cada “logia”, por lo tanto, mantenía sus conocimientos entre esas paredes. Lo importante en estos antiguos grupos era, por consiguiente, tener una actividad común que los asociara. Estrictos sistemas de formación, permanencia y ascenso, estaban determinados por la relación entre los maestros y los aprendices. Finalmente, la palabra “logia” se aplicó a las personas que se constituían en grupos herméticos, aislándose de los demás por al conocimiento específico que cultivaban.
José de San Martín y Carlos María de Alvear fueron los integrantes locales de la Logia Lautaro.
Cornelio Saavedra resultaría implacable a la hora de luchar contra los activistas radicales y el 5 de febrero de 1811 las milicias se arrogaron la construcción de la nueva patria. French y Beruti terminaron siendo expulsados de Buenos Aires, considerándolos enemigos del Estado. Miguel de Azcuénaga, Hipólito Vieytes y Nicolás Rodríguez Peña tuvieron un destino semejante. Gran parte de los seguidores de French y Beruti, los denominados Chisperos de Balvanera, fueron fusilados en San Telmo.

Fecha de Publicación: 02/06/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


Por: JO 02 junio, 2019

NUNCA SUPE BIEN LA HISTORIA DE LA LAUTARO. GRACIAS SINCERAMENTE POR AMPLIARME EL PANORAMA!!!!!!!!! UN SALUDO PROFESOR

Por: carlos moran 02 junio, 2019

Sumamente interesante

Por: Juanpi 21 abril, 2020

En respuesta a carlos moran

Quiero saber ¿en que acontecimientos politicos tuvo una intervencion directa?

Por: Maribel 02 junio, 2019

Profesor Prudencstein. Ignoraba que la Logia Lautaro fuera una sucursal de los Caballeros Racionales. Ahora tiene sentido!!!!!! Gracias!!!!!!!!

Por: JO 02 junio, 2019

nunca, nunca, nunca, nunca me interesó la historia argentina. Mi eterno agradecimiento al profesor por hacerme entrar en la historia de nuestro querido país. Ahora espero los domingos para enterarme de todo. AHORA ME GUSTA LA HISTORIA!!!!!!!! GRACIAS GRACIAS GRACIAS

Por: Jony 02 junio, 2019

Mi agradecimiento. Ya lo dijeron Jo, Maribel y todos los lectores. Gracias Prudencstein. Forma parte de nuestras mañanas!!!!!!!!

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Julián Weich "El argentino debe ser más útil y creerse menos importante"

Julián Weich en una entrevista imperdible con Serargentino.com. Te la compartimos.

Argentinos por el mundo
Alexia-Garcia-Del-Río Conquistar LA

Alexia Garcia Del Río es una argentina que triunfa en Los Ángeles con sus dos pasiones: el cine y la...

Tradiciones
Agosto Sanmartiniano Agosto Sanmartiniano

José de San Martín fue padre y murió en el mes de agosto. Por eso, en Mendoza, rendimos homenaje al...

Historia
San Martín en la prensa de su época San Martín en la prensa de su época

Durante los años de su glorioso paso en suelo americano y el amargo exilio, el periodismo a favor y...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades