Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una historia de Noblex. Nobleza obliga

Empresa nacional nacida en un taller del Abasto, a metros de la casa de Carlos Gardel, en casi 80 años ha revolucionado la electrónica, el diseño industrial y la publicidad. Dígale Sí a la Industria y el Trabajo Argentino.

Todo era tristeza en el Abasto en 1936. El Zorzal Criollo, Carlos Gardel, acaba de regresar a su Buenos Aires querido, a descansar el sueño eterno, en la Chacarita. Una procesión popular acompañó sus restos mortales hacia el cementerio por la avenida Corrientes. A la altura del Mercado, el patio de juegos y arte de Gardel, se encontraba el taller de reparación de Armando Pla, Nobleza Radio. Unos meses antes habían empezado junto a su hermano Alfredo a comercializar sus propios receptores con una idea novedosa, la primera de tantas: cada comprador pedía un modelo y se armaba a pedido el kit, con calidad artesanal y alta fiabilidad, por los originales sistemas valvulares. Y con garantía de los propios dueños.

Esto fue la criolla voz pionera en el marcado electrónico porque Nobleza impondría las míticas líneas de radios mueble Tono Glorioso, la masiva radio a transistores Carina, los icónicos televisores portátiles de colores Micro 14, e introdujo varios productos electrónicos novedosos como los videojuegos en los setenta, los reproductores de video en los ochenta, o los televisores de plasma y LCD en los dos mil. Como decía la publicidad de Ricardo De Luca a fines de los sesenta, “A Gardel lo acompañan los Beatles”; en Noblex la tradición y el respeto del talento nacional nunca fue contraria a la apertura y modernidad del mundo.      

Sobre este pensamiento trabajó Armando Pla desde inicios a principios de los treinta, uno de los primeros egresados electricistas de la Sociedad de Educación Industrial -donde empezaban a experimentar con la televisión, área donde Pla sería uno de los precursores. A fines de la década, por la competencia con Grundig y Philips, decide focalizarse en aparatos de mayor alcance y menor consumo, orientado el consumidor del Interior, y tendría éxito con las Noblesse. Unos años después con las Maratón, que ofrecía mejor calidad en amplitud modulada, sería un infaltable en áreas rurales, en particular el modelo a pilas. Mientras en las ciudades los lujosos combinados de madera Emperador. Tono Glorioso-Nobleza, que sumaba tocadiscos, ampliaba el negocio hacia mediados de los cuarenta, el momento de esplendor del mercado interno.

A través de los mares

En esos años decide concentrase en la capacitación de los empleados y el diseño en la fábrica-taller de avenida Corrientes el 3500; y en la inversión de la publicidad, contratando una de los pioneras agencias nacionales, Nahuel Propaganda. Nobleza Radio muda la planta a Gascón al 900 y Pla viaja por el mundo para actualizarse y asociarse con las firmas de la siguiente revolución electrónica, la de componentes sólidos.

En 1956 presenta el primer modelo de radios con transistores, las antecedentes de las célebres Giulietta -base a la inglesa Standar; al igual que la Fabulino/Nobleza, originalmente era una Sony-,  y comienza a experimentar con los aparatos de tv, que llegarían valvulares en 1962 de la mano de propagandas de la Miss Universo, Norma Nolan.

Rápidamente Noblex entra en el nicho de los tocadiscos portátiles, con la marea de los long plays de vinilo, y en las tv portátiles, MIcro 9. Y para competir con las populares radio Spica, Pla ofrece su Carina, que tendría aquellos estuches realizados por artesanos zapateros. El modelo TN2 alcanzaría más de 1.500.000 unidades vendidas.

La siguiente década Noblex, definitivamente con la “x” a sugerencia del publicitario De Luca, tendrá dos hitos. La radio 7 Mares, que contaba con AM y cinco bandas de onda corta, y en otra versión más cara incorporaba FM, y que era una adaptación de la Ross, la competencia de la nacional Tonomac Súper Platino de Hugo Kogan. Con su característico mapamundi, a medio siglo, sigue acompañando miles de casas. Pero el gran suceso sería a partir de la incorporación de Roberto Napoli en el Departamento de Diseño Industrial -un absoluta novedad en las empresas locales-, autor de los icónicos gabinetes de las TV portátiles Micro 9 y Micro 14. Las carcasas multicolores, hasta hubo una verde loro, dieron vida a los cientos vendidos de receptores en blanco y negro. Napoli, quien ganaría dos veces el Compasso D’Oro, los premios equivalentes al Oscar del diseño, ya radicado en Italia, afirmaba, “ese aparato fue una operación estética. Lo primero que hicimos fue pasar los tubos de 12 a 14 pulgadas. Cuanto más moderno era este tubo, dejaba de ser tan redondeado y se hacía más acotado. Me compré una buena provisión de madera balsa, lo esculpí arriba de un chasis yo mismo. Gustó enseguida, los primeros los hicimos color beige y luego llegaron el rojo bermellón y el amarillo limón”, decía en una entrevista para Cifras TV en 2012,  uno de los precursores del diseño industrial argentino fallecido en 2019.

Noblex a todo color

Dar trabajo y capacitación en Buenos Aires, Chaco y Tierra del Fuego sería otras de las aristas de Noblex a través de los tiempos. Además la firma representó en los setenta a la tecnología Argentina en Japón y en la Feria Internacional Artefakta, con un stand diseñado por Clorindo Testa. También inicia varias inéditas acciones de responsabilidad social empresarial vinculadas a la educación y los deportes.

Mudados ahora a una enorme fábrica de la calle Rawson al 900, en Almagro, poco pudieron hacer ante la oleada desindustrializadora liberal del proceso de 1976; además de la amenaza de expropiación por el plan de esa herida absurda, llamada autopistas, impulsado por los militares.

Acogiéndose a un plan de fomento industrial a diez años validado durante la presidencia de Cámpora, Noblex se instala en Resistencia, Chaco, y renueva las vínculos con las empresas japonesas tanto como con los centros educativos del Nordeste. Y la revolución electrónica se muda al Impenetrable. Desde allí arribarían los primeros televisores a color argentinos en 1978, TodoColor, aunque recién se comercializarían en 1980.

 

 

Del frío al calor, siempre argentino

Lamentablemente finalizó la ventana industrialista, no se renovó la promoción en Chaco, y nuevamente, Noblex apeló a las ventajas de una política estatal, trasladándose a Ushuaia hacia un predio de 17 mil metros cuadrados, en 1985. Fueron alojados en la ciudad cerca de 300 operarios chaqueños junto a sus familias.

Para resistir la globalización y dolarización irrestricta impuesta por el menemismo, que hizo caer la industria argentina en picada, Noblex amplió sus acuerdos para ensamblar marcas internacionales en el Sur y lanzó ingeniosas estrategias a fin de aumentar sus clientes. En este marco de crecimiento obtiene la chance de adquirir Atma, liquidada en 1994, y comienza el camino de fusiones que conformaría el actual Grupo Newsan.

 

 

La recuperación de viejas empresas frente a la debacle financiera y social post 2001 resultó una nueva forma de consolidar el crecimiento industrial desde el sector privado, ahora vehiculizado por las nuevas tecnologías y las modernas técnicas de promoción. En esta área, las célebres campañas de Noblex en los dos mil, tan potentes como las de De Luca en los sesenta, reinstalan la marca en un amplio abanico de electrónicos; destacándose aquella de tevés de Marcelo RomeoSúper Promo Eliminatorias” de 2017, y que inspiró la película con Leonardo Sbaraglia “El Gerente”. Esta campaña, que mixtura medios tradicionales con las potencialidades de las redes, es considerara como de las más exitosas en publicidad en la última década.

“Así pensamos en Noblex, una empresa con personal, capitales y créditos argentinos”, cerraba la publicidad de Noblex de 1971. Esfuerzo argentino que ensambló la época dorada de la industria argentina, tiempos de emprendedores y políticas desarrollistas, épocas que brotan celeste y blancas, nunca verdes.

 

 

Fuentes: IDA. Fabricar Futuro. Buenos Aires: Grupo Newsan. 2023; Urfeig, V. TV retro portátil. Cumple 50 años un hito del diseño industrial argentino en lanacion.com; La insólita historia de Noblex: de un taller en Abasto a una súper promo que tendrá su propia película en Cronista.com; Noblex

Imágenes: Noblex / Fundación IDA

Rating: 5.00/5.