Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Taragüi: cómo llegó a convertirse en la yerba más elegida por los argentinos

Durante varias generaciones, la familia Navajas intentó cultivar yerba mate. A pesar de que el primer intento no rindió frutos, hoy Taragüi es la yerba más vendida del país. Persevera y triunfarás.

Historias de hijos que viven para llevar a cabo los deseos de sus padres hay muchas. Familias que mantienen el mismo legado por generaciones; niños que nacen ya con el destino a medio escribir. Algunos lo hacen por mandato; otros, por decisión propia. Taragüi es hoy la yerba más vendida del país. Para llegar a eso, la familia Navajas trabajó generación tras generación hasta lograr el sueño de quien primero arribó a estas tierras para darle vida a este emprendimiento.

La historia de Establecimiento Las Marías

La historia comenzó cuando Víctor Navajas, uruguayo de origen, se instaló en General Virasoro, Corrientes, donde compró tierras. Tras su muerte, estas fueron divididas entre sus siete hijos y fue uno de ellos, Adolfo, quien bautizó su porción como Las Marías. Al momento de decidir qué haría con esas tierras, entre otras cosas, intentó cultivar yerba mate. En 1912, compró las primeras 2000 plantas, pero no tuvo éxito con ese cultivo. El legado de Las Marías continuaría, con la muerte de Adolfo, en manos de sus cuatro hijos.

Años después de que Adolfo lo intentara, dos de sus hijos –Víctor y Cesáreo Navajas Centeno– probaron nuevamente con el cultivo de yerba mate. En 1924, realizaron la primera siembra en una estancia que, hasta ese entonces, contaba con poco más de 1000 hectáreas y tenía como principal actividad a la ganadería. En este segundo intento, la cosecha fue exitosa y comenzaron a vender la hoja verde a los molinos de Rosario y Buenos Aires.

Sin embargo, no conformes con los precios que pagaban los molineros, decidieron dedicarse a llevar a cabo el proceso completo (siembra, molienda y envasado) y elaborar su propia yerba mate lista para comercializar. Así nacía Taragüi, cuyo nombre significa ‘Corrientes' en guaraní. En 1936, vendieron los primeros 36.000 kilos de yerba molida y envasada en origen.

En 1957, la producción yerbatera de Las Marías quedó a cargo de Víctor, luego de dividir la compañía con su hermano Cesáreo, que se quedó con la división ganadera de la empresa. Ese mismo año, Víctor decidió sumar la producción de té, para lo que incorporó la maquinaria necesaria. Gracias a eso, en los años 60 pudo lanzar la versión en saquitos de mate cocido, que fue toda una novedad. En 1967, Víctor falleció y fue sucedido por sus hijos: primero, Adolfo y, actualmente, Víctor (h).