Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Los “telos”, con una nueva función

En la localidad de Hurlingham, en el conurbano bonaerense, los “telos” alojarán a médicos, policías y obreros de la construcción.

Testigos silenciosos de amores furtivos, prohibidos, profundos, pasajeros, los hoteles alojamiento dan asilo a la vida sexual de muchos argentinos. Pero, con el aislamiento obligatorio, que descarta la posibilidad del roce, quedaron inútiles. Hasta ahora. En la localidad de Hurlingham, en el oeste del conurbano bonaerense, los dueños de los “telos” llegaron a un acuerdo con el Municipio para que –durante la pandemia del coronavirus– duerman allí médicos, policías y obreros de la construcción.

Se trata de tres hoteles alojamiento (Extreme, Summum y Full Time) de esa localidad, que encontraron una forma de sobrevivir a esta emergencia, mientras ayudan también dando asilo a quienes más lo necesitan. En un principio, se pensó que podían ser útiles para dar lugar a los pacientes con coronavirus, pero luego de una inspección sanitaria se llegó a la conclusión de que las condiciones no serían las más adecuadas.

Entonces, se resolvió algo diferente: las casi 80 plazas se destinarán para trabajadores de la salud, obreros de la construcción del hospital que el Gobierno nacional está levantando en esa ciudad y unos 30 policías enviados como refuerzo a la zona para controlar el aislamiento obligatorio.

Según el acuerdo, la Municipalidad de Hurlingham se hará cargo de los gastos, la limpieza y la ropa blanca. Mientras que los “telos” aportarán el trabajo de sus empleados, que están exceptuados del decreto de aislamiento por ser un servicio esencial. El vínculo será, en principio, por 15 días.

Así, esas camas acostumbradas a acompañar encuentros pasionales colaborarán, ahora, con el sueño reparador de quienes más están haciendo para que esta emergencia sanitaria salga de la mejor manera posible.

Rating: 0/5.