Buenos Aires - - Lunes 28 De Septiembre

Home Argentina Empresas y Negocios De negocio familiar a cadena internacional

De negocio familiar a cadena internacional

Te contamos la historia de la heladería cordobesa que no para de crecer. Nació en Alto Alberdi y ahora está en todo el mundo.

Empresas y Negocios
Grido

Por el año 2000 surgía un nuevo emprendimiento de la familia cordobesa Santiago. Frente a la plaza Jerónimo del Barco de Barrio Alto Alberdi instalaron el nuevo proyecto familiar: Marvic. Una heladería artesanal que despertaría el lado goloso de todos los cordobeses. La marca comenzó con 50 metros cuadrados dispuestos a la producción artesanal de helado. Con máquinas italianas que contaban con la capacidad de producir 60 litros de helado por hora, abastecían la micropyme. Solo usando 8 horas por día para la línea Marvic, pero esto duró poco. Viendo los funcionamientos de la marca y trabajando constantemente, la familia tuvo una revelación. Lucas Santiago, cabeza del proyecto y padre de la familia, apostaba todas las fichas al consumo de helado. Sabía la clave: popularizar los precios y llegar a los barrios donde las grandes cadenas no pisaban.

"Mi 'viejo' siempre tuvo en la cabeza que el consumo de helados era muy bajo y sostenía que era no tanto por demanda, sino por oferta: el producto no llegaba a los barrios. Por eso vio esta oportunidad en la crisis: mucha gente que se quedaba sin trabajo y podía montar una heladería para sobrevivir, con un bajo costo de inversión", cuenta Sebastián Santiago, el heredero, a los medios. Hoy es el director comercial de Helacor, la sociedad propietaria de la marca Grido.

Con la crisis del 2001, los Santiago vieron la oportunidad: llevar helado a los barrios a un precio popular. Redoblando la apuesta y generando una marca de alcance masivo. Marvic dio espacio a lo que hoy es Grido. Con un sistema de franquicias y las máquinas del galpón Marvic, trabajando todo el día abastecieron las primeras 10 franquicias. Este mecanismo  “permitió llegar a la periferia y que el helado dejara de ser un producto que se consumía en una salida, a uno que se podía adquirir todos los días”, cuenta Sebastián.

A dos años de la apuesta clave, llegaron a 50 puntos de venta. Así, tuvieron que cambiar los 50 metros cuadrados por un galpón de 800 metros cuadrados ubicado en barrio General Paz en el año 2002. Y, en 2005, mudanza de nuevo: ya habían alcanzado 300 heladerías. Llegando a un promedio de 100 franquicias por año. Grido creció tanto que Helacor se mudó al parque industrial de barrio Ferreyra, donde se encuentran actualmente. Desde allí abastecen todas las franquicias. 

Nombre con historia

Detrás de todo nombre hay una anécdota. En el caso de esta gran empresa se trata de un cambio obligatorio y repentino. El nombre inicial con el que lanzaron las primeras franquicias y carteles era Gricco. Pero, en una propaganda del programa de Marcelo Tinelli, la familia Santiago se percató de que ese nombre ya estaba registrado. Se trataba de un helado de la cadena Nestlé que llevaba esa marca. Era obligatorio darle una vuelta de tuerca al nombre inicial, ya que esto podría traer problemas legales y obstáculos en las acciones de marketing. Así fue que los Santiago buscaron un nombre que no obligara a cambiar mucho las letras y que sea rápidamente solucionable: Grido. 

De negocio familiar a cadena internacional

 La heladería Grido se convirtió en una de las empresas más grandes de Córdoba y en un éxito incipiente. Hoy cuenta con 1.700 puntos de venta localizados en todas las provincias argentinas. Además, se encuentra en tres países limítrofes. En 2006 abrieron franquicias en Chile, luego de 6 años en Uruguay. Y, hace solo 3 años, Grido llegó a Paraguay. Convirtiéndose así en la quinta cadena del rubro más grande del mundo. Pero la apuesta sigue: Bolivia, Perú y Brasil todavía no tienen estas delicias cordobesas.

La clave de esta empresa familiar es la innovación. Siempre apostando a más. Grido se actualiza constantemente ofreciendo nuevos productos. Comenzaron solo con helados de crema, pero actualmente cuentan con diferentes líneas de productos. Postres helados, batidos, paquetitos adicionales de cereales y confites para los helados, ¡hasta una línea de alimentos freezados! Estos últimos fueron desarrollados de la mano de la marca Frizzio que ofrece pizzas, pechuguitas de pollo rebozadas y empanadas. Otra de las apuestas es la línea de Vía Bana heladerías sociales, con las que se intenta crecer mucho más, aportando un granito de arena para construir un mundo mejor, a través de un alimento que alegra el corazón.

¡Vamos, Grido!

 

Fecha de Publicación: 28/08/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

La Argentina ganó la Copa Latinoamericana La Argentina ganó la Copa Latinoamericana de Helado Artesanal y clasificó al mundial de Italia
Animate a probar el café helado: no te vas a arrepentir

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
El-sueño-de-vivir-viajando El sueño de vivir viajando

Cande Ghelfi es oriunda de San Nicolás (Buenos Aires), pero un día decidió dejar todo y vivir viajan...

Historia
 sobrevivientes del Acorazado Graf Spee De soldados en la Batalla del Río de la Plata a maridos argentinos

Gran número de los sobrevivientes del Acorazado Graf Spee llegaron internos, luego fueron prisionero...

Nostálgicos
Un muelle que todos extrañan Un muelle que todos extrañan

El muelle era el símbolo de Helvecia, Santa Fe. Hoy ya no está, pero persiste en la memoria del pueb...

Tradiciones
Santa Fe bajo tierra Santa Fe bajo tierra

Muchos rincones de la capital santafesina tienen pasadizos secretos bajo tierra. Conocé el por qué d...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades