Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Bigbox: regalar experiencias es un buen negocio

La empresa irrumpió hace algunos años con una idea innovadora: regalar experiencias. Y le fue muy bien: el año pasado triplicó su facturación y hoy está desembarcando en España.

Todavía recuerdo la primera vez que recibí ese mail inesperado donde me decían que había un regalo para mí. No era un regalo material: era una experiencia, que es quizás una de las cosas más lindas que se pueden regalar. La idea me pareció innovadora y muy acertada. Qué mejor que regalarle un mimo a alguien que querés, un momento, un deseo, una intención. Esa fue la primera vez que supe de la existencia de Bigbox, algunos años atrás.

Hoy, la empresa sigue creciendo sin parar. Durante 2020 –en gran parte debido a la pandemia, que fue una circunstancia indeseada pero ideal para impulsar la evolución de la compañía–, triplicó su facturación en la Argentina. Ahora, se prepara para cruzar el charco: Bigbox ya está en España, donde acaban de abrir las primeras oficinas en la ciudad de Madrid.

Breve descripción de una gran idea

Bigbox es una plataforma que nuclea experiencias para regalar (o regalarse, por qué no). Tal como lo definen ellos mismos, es “una forma diferente de regalar”. Cuentan con tres opciones para que quien va a hacer el regalo elija:

Cuentan con seis categorías temáticas: Gastronomía, Estar Bien, Estadías, Entretenimiento, Aventura y Mix. Cada Bigbox incluye una selección de experiencias. El agasajado elige la que más le gusta y reserva directamente con el lugar.

 

Manifesto de Bigbox

Regalamos porque ver felices a los nuestros nos hace muy felices.

Así de simple.

Porque siempre buscamos esa sonrisa, esa emoción, ese abrazo que lo dice todo.

No importa el motivo, no importa la ocasión, solo importa hacer feliz a alguien.

Ese es nuestro propósito, nuestra razón de ser.

Porque un mundo más generoso, es un mundo más feliz.

¿Y por qué experiencias?

Porque los momentos de felicidad son los que recordaremos por siempre.

Bigbox. La felicidad de regalar.

 

La oportunidad en la crisis

Con la pandemia, la posibilidad de brindar experiencias online hizo que el mercado de Bigbox se abriera aún más. El año pasado facturó 12 millones de dólares. Cuenta con 100 empleados en la Argentina y más de 50 en el mundo. Además, sumó a su sitio web once puntos de venta en los shoppings más importantes del país: Unicenter, Alcorta, Alto Palermo, Galerías Pacífico, Abasto, Alto Avellaneda, Dot Baires, Patio Bullrich y Tortugas Open Mall. La empresa también tiene presencia en Uruguay, Chile, Perú y México.

Un gran cambio que trajo el confinamiento fue que hubo un aumento de la demanda de los clientes corporativos por sobre los consumidores finales. Lo que antes representaba un 30% del total de las ventas pasó a conformar un 70%. La imposibilidad de realizar fiestas y eventos hizo que ese presupuesto (o incluso uno menor) se destinara a realizar regalos para los empleados. Actualmente, con la normalidad regresando lentamente, están enfocados en ofrecer nuevas propuestas para consumidores finales, como almuerzos, brunchs y escapadas por la ciudad.

Con acento español

En lo que respecta al desembarco europeo, la empresa realizó una inversión de medio millón de euros en España. La oferta allí tiene que ver con las experiencias –sobre todo escapadas y gastronomía– para realizar en la Argentina para aquellos turistas que planean venir al país. España es tan solo el primer escalón del ascenso de Bigbox en el viejo continente. Las perspectivas de crecimiento, con un modelo escalable a todo el mundo, son enormes. Porque las ganas de regalar lindos momentos, al parecer, son universales.

 

Imágenes: Bigbox

Rating: 5.00/5.