Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Bares en cuarentena

Con la cuarentena impuesta a todo el país los bares y comedores santafesinos tuvieron que reinventarse. Delivery y supervivencia.

La enorme variedad y cantidad de bares que existen actualmente en la ciudad de Santa Fe sufrió un duro revés con la implementación de la cuarentena, como consecuencia de la propagación del coronavirus en Argentina.

Nobleza obliga: todo comercio está en una situación muy delicada. Pero la particularidad  de los bares es que son el sector que más le da vida a la ciudad. Son los dueños, por excelencia, de los momentos de ocio de los santafesinos, que somos muy salidores.

Antes de que el presidente declarara la cuarentena obligatoria, ya circulaba la recomendación de evitar aglomeraciones de personas. Pero muchos bares se negaban a cerrar. Es entendible: se para tu negocio, pero tu familia tiene que comer.

¿Qué solución le encontraron los siempre originales emprendedores santafesinos? Estalló el servicio de delivery. De un día para el otro, la diversidad gastronómica de la capital provincial se volcó masivamente al rubro comidas para llevar.

Caminar por las calles céntricas de Santa Fe, en cuarentena, después de las 20, es digno de películas de suspenso. “No hay un alma”, como se suele decir. A una hora que, normalmente, sería pico. Solo andan por la calle los chicos que pedalean trabajando para estos nuevos servicios de cadetería online, que están tan de moda. Claro, hoy tienen más laburo que nunca. El santafesino, que ama comer afuera, no se quiso quedar sin las ricuras de los restó locales y empezaron a pedir, desde casa, sushi, parrillada, pollo al spiedo, comida árabe, tacos mexicanos y, por supuesto, toda la variedad de pizzas y empanadas.

Mientras dure la cuarentena, la luminosa vida de las esquinas de boulevard deberá permanecer apagada. Pero las cocinas de esos negocios siguen encendidas, para darle de comer a un pueblo en cuarentena, y no dejar de llevar el pan a casa.

Rating: 0/5.