Skip to main content

El color en la arquitectura

El color no es un maquillaje, sino un estudio de interconexiones de volúmenes y sensaciones que éstos generan.
Arquitectura
26 enero, 2020

El color es el elemento mas importante de la estética, pero la estética no es lo único importante para la arquitectura. Comparte el podio con funcionalidad, satisfacer necesidades sociales, y algunas otras.

Si bien cuando hablamos de colores, suenan como un viejo conocido, un arquitecto está convencido de que es imposible conocer la totalidad de la paleta posible; cuanto más minuciosa y detallista sea la combinación entre ellos, más posibilidades de resultados se obtienen. Si bien suena denso y casi irrelevante, las diferencias entre una misma gama, cuando la aplicación de color incluye un cambio de escala, o cuanto mayor es ésta, más valiosa será esta diferencia de tonalidades. Un ejemplo es el cielo: una buena tormenta con tonos de grises, o bien un atardecer con rosáceos / anaranjados, son los que harán de la vista algo más atractivo para los ojos. El cuello de botella del color en grandes dimensiones y el ejemplo tomado, es un día diáfano, con un celeste parejo, en donde la sensación no es de impacto sino de inmensidad o perfección.

Las tonalidades

Todo esto llevado a la arquitectura, se analiza desde los cambios de tonalidades que posee por material, como puede ser el hormigón, con su gama de grises aportando porosidad y una textura interesante. A mayor escala, mayor complejidad y más estudiada debe estar la relación entre colores, debido a la capacidad de análisis y estudio que posee el ojo humano. No es una ley. Una pieza mínima puede ser tan compleja como pequeña, pero tendrá más margen de error debido al campo de percepción del ojo, al que le es más cómodo analizar una pieza grande.

El color puede y debe ser utilizado en la arquitectura como volumetrías, y no por caras. No es un maquilaje, sino un estudio de interconexiones de volúmenes y sensaciones que estos generan. Tanto el color como la ausencia de color (ver obras de Mies Van der  Rohe, Alvaro Siza, Aires Mateus) son pensadas e intencionadas, siendo el complemento a una volumetría buscada; una sensación generada. Pero nunca aplicado sobre un material con identidad propia, invadiendo sus caracteristicas. El color debe ser pensado como un material en si mismo, cuando es intencionado, y respetado, sobre un material ya aplicado.

Todo ésto es un análisis. La estética es subjetiva.

Rating: 4.0/5. De 1 voto
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X