Skip to main content

El Bosquecito: la ciudad universitaria es caravanera

En los predios de la ciudad universitaria se gesta El bosquecito, la caravana de los estudiantes cordobeses. Te contamos cómo es la mística de este evento.
Tradiciones
El Bosquecito: la ciudad universitaria es caravanera
19 noviembre, 2019

El Bosquecito es un encuentro nocturno al que asisten los jóvenes para compartir música, ideas y tragos. Es organizado por centros de estudiantes o agrupaciones pertenecientes al mundo universitario. Se hace muchos jueves o viernes del año. Comienza alrededor de las 21 y finaliza cuando empieza a asomarse el sol. Tiene lugar en la ciudad universitaria, que se caracteriza por sus amplios espacios verdes y arbolados.

Los estudiantes se van asomando por detrás de los árboles con parlantes, instrumentos, parrillitas y conservadoras: llegó el Bosquecito. Pareciera que una plaga invade la Universidad Nacional de Córdoba. Muchas veces, durante la pernoctada, se puede disfrutar de algún show, zapadas o poemas recitados por los mismos estudiantes. Cabe destacar que la mayoría de las veces se trata de proyectos propios y autogestivos de la juventud asistente. Cada uno con su banda, sus escritos, sus instrumentos, se arrima a compartirlos en el Bosquecito. Este evento representa la vitalidad y la actividad de los jóvenes en Córdoba.

¿Hay Bosque?

 En un espacio público que los estudiantes frecuentan de día para estudiar, se arma una caravana que ¡no te podés imaginar! Los jóvenes se reapropian de la ciudad universitaria para poder compartir, y construir la Universidad desde otros lugares.

El Bosquecito se realiza en los espacios comunes de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y de la Facultad de Ciencias Sociales. Pero también tiene una variante conocida como “El Teatrino”. Esta ofrece la misma dinámica, pero en otro espacio de la ciudad universitaria que tiene la arquitectura de un teatro griego. Los encuentros se realizan con diversos motivos. A veces por puro festejo, a veces para problematizar algunas cuestiones de la institución. Sin embargo, nunca deja de ser un espacio de encuentro, solidaridad y compañerismo.

¿Qué llevamos?

Luces, banderas y carteles se despliegan en algunos de los espacios verdes de la ciudad universitaria. Además, parrillitas con choris, opciones vegetarianas, veganas y para todos los gustos. Con las bebidas, pasa igual: barras que ofrecen “70/30”, “pritiaus” y más… Y sí, el cordobés es inclusivo por excelencia, y más si se trata de caravanear. Si se trata de fiestas, el cordobés te levanta un “fiestoón” de la nada misma. El Bosquecito es parte de la mística cordobesa y de la vida universitaria. Cuando empiezan los primeros calorcitos del año, el mensajito esperado es: “Hay Bosque, ¿vamos?”.

Espero que, cuando visites La Docta, recibas ese mensaje y puedas disfrutar del lado B del estudio.

No votes yet.
Por favor espere.....

Un comentario para “El Bosquecito: la ciudad universitaria es caravanera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X