clima-header

Buenos Aires - - Viernes 23 De Abril

Home Argentina Editorial Política argentina: el país, en nuestras manos

Política argentina: el país, en nuestras manos

Como decía el gran Tato al iniciar sus clásicos y vigentes monólogos: "Política naaaacional". Un análisis sobre cómo la política y el destino de nuestro país es trabajo de todos.

Editorial
Política argentina

Hay un dicho popular entre los argentinos que dice: “Mejor no discutir sobre política, religión o fútbol”, justamente por el apasionamiento con que expresamos estos temas para evitar pasar un mal momento con aquellos que queremos.

Por la misma razón, esta filosofía ha sido bien registrada por este medio, que procura transmitir la unión por sobre todas las cosas, evitando siempre, mostrarnos como parte de uno de “los bandos”. Esto no quita que podamos mencionar cómo vivimos, qué pensamos y qué sentimos; de hecho, con cada uno de mis colegas pensamos de manera distinta en muchos temas, pero entendemos que hay un bien común mayor por sobre nuestra idea, que, al fin y al cabo, este espacio es una oportunidad que nos convoca para sumar sobre un determinado tema y en el que siempre prevalece ser mejores argentinos.

Es un gran desafío cuidar este aspecto y sobrevolar la imparcialidad, siempre al borde de nuestro apasionamiento, aún creyendo que podemos aspirar a la unión de ideas, en una Argentina donde falta sentido común.  Me refiero a identificar los principios básicos de una democracia hecha y derecha; sí, claro, con las imperfecciones propias de un sistema que posee algunos vacíos, pero considerando siempre que es la mejor forma de organizar nuestros ideales, nuestra sociedad y nuestro gobierno, ofreciendo básicamente “libertad y justicia para todos”.

Al referirme a las falencias del sistema, hablamos básicamente de la cobertura que una democracia debe otorgarnos y partiendo básicamente de aceptarnos contradictorios e imperfectos, algo tan complejo, como las que posee el ser humano en toda su dimensión, de acá y de la China.

Las sociedades con democracias más ordenadas del mundo funcionan gracias al respeto al prójimo, al de las instituciones, la de su constitución, a la libertad y a la independencia –en nuestro caso– de los tres poderes. De esa manera las autoridades se renuevan, el presidente, conduce y administra por un período, o a lo sumo dos, los intereses propuestos en campaña para llevar adelante un plan consensuado con la representatividad de un electorado mayoritario que lo avala.

La ideología es y debe ser el debate principal de toda sociedad. No hay manera que todos pensemos de la misma forma y de nuestra libre elección surge la forma en que vemos nuestro lugar en el mundo, la organización, su desarrollo y el liderazgo que escogemos para dicha conducción.

La representación de una sociedad surge de su gente, es el electorado el que finalmente decide y elige a sus representantes, responsables de administrar y ofrecer un curso al destino del país. Claro que dichos cargos deberían ocuparlos aquellos representantes que cuenten con honores en términos de valores y ser idóneos para el cargo.

Todo esto que parece tan básico y obvio, lamentablemente, parece algo utópico en nuestro país.

 

Entonces me pregunto…

¿De quién es la responsabilidad?

¿Somos nosotros o son nuestros representantes?

Tato Bores, en uno de sus monólogos de 1989/90 refería al sacrificio y decía: “Desde que era chiquito que vengo escuchando que hay que sacrificarse en aras del futuro. El lema nacional siempre ha sido jódanse hoy para disfrutar mañana y uno pone el hombro, pero el futuro por definición se pianta y uno jamás lo puede alcanzar”.

Tato Bores

 

He aquí la dicotomía de un pueblo que no logra hallar una salida a su gran problemática social, a sus elecciones y representatividad, al curso de un desarrollo que se asemeje a algo un poco más racional, a un país dividido sin tanta pelea y algo mas ordenado, a contar con un plan que pueda variar, pero sostenible, sin que vaya de un lado al otro, buscando culpables, en vez de alinear ideas y consensuar un futuro.

 

¿Puede caer la responsabilidad solo en los dirigentes?

A decir verdad, ellos deberían dar el ejemplo.

Es difícil generalizar, pero, si nos basamos en los hechos, los cuestionamientos son por demás elocuentes…

A lo largo de las últimas décadas con democracia hemos mantenido ineficacia, corrupción, un pronunciado disenso en cuestiones elementales, ineptitud, falta de tacto, mentiras y por otra parte una necedad por insistir con el afán de solo mantenerse en el poder buscando inmunidad, creando estructuras subterráneas que lo sostengan, alejadas de las necesidades reales de la gente.

 

Este modelo no es made in Argentina, esto existe en muchos países del mundo.

Lo triste es que, en nuestro caso, vamos de mal en peor y –reitero– no es problema de un gobierno específico, me atrevo a decir que es un modelo de todos los últimos gobiernos, de todas las banderas políticas y por, sobre todo, de nosotros.

¿Acaso no votamos cada dos años? Basta de cuentos, somos los máximos responsables.

 

“Argentina es una trampa”

Ahora le decimos “la grieta”, pero no es nuevo…

De hecho, esto también existe en todo el mundo, me refiero al racismo en Norteamérica, a los problemas religiosos en Asia, por dar un par de ejemplos bien concretos…

En la película de Adolfo Aristarain de 1997, protagonizada por el gran Federico Luppi como Martín (Hache) dice: “La patria es un invento”. Refiere a que, desde su punto de vista “bien argento”, la patria es un verso.

Erosionado, cansado y en un estado emocional negativo, ciertamente comprensible, en el que expresa su ira contra el sistema. Su enojo es el de muchos, entiendo, pero en este caso no comparto la connotación negativa de Martín, ya que supone una introspección que él no hace y en general no hacemos. Yo creo que la patria sí existe, hablar de invento es un facilismo porteño para no hacernos cargo, que esconde la particularidad de no respetar, de transgredir y de no cumplir las normas, principio fundamental de toda sociedad.

Patria es la combinación de cultura y territorialidad, es la identificación con nuestras cosas y el sentido de pertenencia de nuestra gente, es la unión de nuestra historia, nuestro idioma, de las tradiciones y de todo lo que nuestro querido SerArgentino.com procura transmitir.

“Argentina es una trampa”. El gran problema nacional es, justamente, no coincidir en el camino y en su destino. Es no tener un plan consensuado, es no tener claridad en los objetivos, es fundar, refundar y refundir a la Argentina.

Así, lógicamente somos inviables.

Nuestra falta de reconocimiento, el fanatismo y la inmadurez nos llevan a seguir tropezando una y otra vez, sin darnos cuenta de que estamos atrapados en un sistema retrógrado, que solo beneficia el paso de funcionarios sin ideas, que se repiten, postergando la unidad de criterios para lograr prosperidad.

 

“La salida es Ezeiza”

Diría que es una triste afirmación. Los argentinos que deciden emigrar suelen irse doloridos en búsqueda de la oportunidad que no supimos darles y vivirán con su mini-Argentina con mucha nostalgia, aferrados a las costumbres de sus raíces y a la triste realidad de estar lejos de sus afectos.

 

¡No aprendimos nada!

Bueno, algunas cosas si aprendimos, coincidimos en que ya no queremos militares en el poder y finalmente entendimos, pese a quien le pese, que la democracia es el mejor sistema de gobierno. Los militares o las fuerzas de seguridad merecen mucho más que nuestro respeto, sanemos por Dios, actualmente son personas como nosotros que cumplen la misión de cuidarnos, protegernos y que nada tienen que ver con el oscuro pasado, ¿no les parece?

 

Lo que en verdad no aprendimos es a darle valor a dicha democracia, entendiendo como sabias las profundas palabras de Alfonsín cuando dijo: “Con la democracia se come, se cura y se educa”.

El mundo mira azorado nuestra falta de desarrollo y como “la rebeldía de nuestra sociedad” solo reacciona ante algunos temas, alejados de la realidad del progreso, el esfuerzo y el crecimiento social.

Nos vemos sumergidos en debates banales, dejando que la realidad nos supere, cayendo en un pozo cada vez más profundo, un lugar del que sin educación no podremos salir. Este es el verdadero problema nacional, es iluso creer en progreso sin respeto y sin educación, el de ser una maquina generadora de pobres sin la oportunidad de vivir dignamente de cara a una posible mejor calidad de vida.

 

No debemos permitir que nos quiten la ilusión y debemos luchar para reconquistar esa premisa fundamental, la unión, eso es patria.

 

¿Cómo hacerlo?

Ante todo, ¡respetando!

Claro que debemos luchar por nuestros derechos, debemos esforzarnos por ser cada día mejores ciudadanos, debemos cuidar al prójimo, debemos exigir igualdad ante la ley, libertad de expresión, salud y seguridad, pero, por sobre todo, fomentar la educación bajo una administración que invite al progreso.

Debemos exigir a nuestros servidores públicos y desde luego empoderarnos a la hora de reclamar y elegir a quien mejor nos represente, a quien haga honor a la palabra, asumiendo que, si no gana, no serán nuestros adversarios, respetando la mayoría y escuchando a la minoría.

Es cierto que hay notas y notas, miles de recetas, libros y más libros sobre el tema, pero lo único cierto es nuestra responsabilidad sobre todo esto. Podemos no hacer nada y ya sabemos el resultado o podemos cambiarlo todo si tan solo tomáramos el modelo de lo que nuestros próceres han hecho por nuestro país.

Argentina es un país maravilloso, los argentinos somos muy capaces, solidarios, creativos, muy afectuosos y “nos merecemos” dejar de padecer un sistema viciado y sin respuestas a las necesidades básicas de un pueblo que pretende contar con una mejor calidad de vida. Solo que el potencial del merecimiento depende de las buenas prácticas de la política y esta no depende de los funcionarios, sino de nuestras buenas elecciones.

Fecha de Publicación: 31/03/2021

Compartir
Califica este artículo
4.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Himno Nacional Argentino con instrumentos autóctonos ¿Qué tan argento soy?
Elorgullo de ser argentino El orgullo de ser argentino

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
 santafesinos en Australia Los santafesinos que triunfan en Australia

Hace ya dos décadas que un arquitecto santafesino lidera junto a su esposa un importante estudio en...

Nostálgicos
Pulpería Pulperías: 3 postas que se resisten al paso del tiempo

La nostalgia nos invade cuando recorremos nuestras raíces gauchas y refrescamos las tradiciones pueb...

Arte y Literatura
Acción Poética Acción Poética: las paredes hablan (y nos dicen cosas lindas)

Hace 10 años, un tucumano trajo a la Argentina este movimiento artístico que se expandió por toda La...

Conocimiento
Solar54 ¿Cómo sería la vida en Marte?

Un hecho extraterrestre está sucediendo en la provincia de La Rioja… Se trata de Solar54, un simulad...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades