Skip to main content

Los ángulos de la verdad de Dartés

Es tiempo de darnos los debates que nos debemos dar. Dartés es inocente? Debe tener un juicio justo para que lo sepamos. Debemos debatir adultamente.
Editorial
| 21 enero, 2019 |

Ahora que se calmaron las aguas, me gustaría reflexionar un poco sobre el caso de Juan Dartés y Thelma Fardín. Pero voy a dejar de lado a los protagonistas.

El primer punto es que, sin dudas, somos una manga de trogloditas. Es absolutamente inconcebible que en el siglo 21 las mujeres tengan que pelear por sus derechos. Es una muestra de nuestra forma más primitiva y detestable. Que existan tipos capaces de violar, pegar, abusar y asesinar mujeres solo por el hecho de resistirse a sus deseos. Para mí, un abusador, igual que un asesino, no se redime. Simplemente, no tiene lugar en nuestra sociedad. Debería pasar toda su vida en cana y, si me apurás, debería caberle la pena de muerte.

Así de serio considero yo que es el daño que se le ejerce a la víctima

Entonces, la pena, para ser justa, debe ser equitativa. Es decir, ejercerle al victimario el mismo padecimiento.

Podré ser un poco radical. Pero de una vez por todas, la justicia argentina debe proteger a las víctimas y tratar de evitar que haya más. Son cientos de miles las mujeres y chicos abusados.

Ahora bien: si consideramos a este tipo de delitos como tan graves, lo primero es que el victimario tenga un juicio justo y razonable. Que no quede ninguna duda de que fue el agresor, y del delito cometido.

Por que, qué pasa si Dartés (o tantos otros) ahora es encontrado inocente?

Como son delitos difíciles de probar, es relativamente fácil culpar a alguien inocente. Y así se dan situaciones en las que un padre inocente no puede ver a sus hijos por una restricción. Lograda por una madre enceguecida por celos, venganza o vaya a saber qué.

Cuando un hijo tiene un padre ausente, sea por la razón que sea, el que más sufre es el hijo. Si es un buen padre, si no es un hombre nocivo para la criatura, ésto es una locura. Privamos a los chicos de uno de los dos vínculos más fuertes que hay en la vida para su formación como seres integrales. Como lo son los de los padres, hijos o hermanos. El daño que se le puede hacer al chico es enorme y, muchas veces, irreparable.

Yo no entiendo cómo una madre o un padre le pueden hacerle algo así a un hijo.

Seguro que es un tema para debatir, maduramente. Somos muy de acusar y después olvidar, los argentinos. Es tiempo de empezar a cambiar y darnos los debates que nos debemos dar. Analizando todos los puntos de vista posibles, en cada caso. Cómo avanzar, repitiendo siempre los mismos errores?

Rating: 4.5/5. De 2 votos
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar