Skip to main content

La ignorancia argentina

“Hay que combatir el hambre y la ignorancia, porque el hambre se vende y la ignorancia se equivoca” Juan Bautista Alberdi - 1866.
Editorial
14 noviembre, 2019

Esta no es una nota más. Probablemente sea la expresión de muchas voces que no entienden… Que intentan hallar respuestas a un momento muy difícil de nuestro país. Que desean una democracia madura, un genuino sentido republicano. Y que por sobre todo, sienten vergüenza y un grado de responsabilidad tal, que merece redimirnos de cara al futuro. Confiando que podemos ser mejores.

A los que hacemos este espacio en serargentino.com nos duele lo que hoy vivimos. Nos pesa mucho el dolor de tanta gente y la incredulidad con las que nos mira el mundo, azorado por un presente desolador y el devenir de un futuro incierto. No todos pensamos igual. Pero sí tenemos en claro el deseo común de estar mejor y de no renunciar al orgullo de ser argentino.  

Comencé estas líneas pronunciando mi desconocimiento, a partir de una auto interpelación con la que llego a varias conclusiones. Apelo a mi sentido de autocrítica, reconociendo mis carencias e invitándolos con respeto a provocar un profundo cuestionamiento que permita entender ¿Que nos pasa, que hacemos y por qué estamos donde estamos?  

Antes de entrar en la profundidad del tema en cuestión, intentaré ofrecer una mirada de lo que a mi entender sucedió el domingo, el lunes, martes, miércoles, los que fueron y los que vendrán…

Señores: ¡la confianza es todo!

No podemos desconocer y sorprendernos por el resultado de la debacle que se produjo pos elecciones. Ésto no es más ni menos que el desenlace de una de las tantas crisis que nuestro país vive por la falta de seriedad con que se lleva adelante una conducción. De la cual somos totalmente responsables. Tanta es la ignorancia, que no vemos que somos… ricos. Sí: muy ricos y en todos los sentidos; pero pobres de espíritu y alma.

Argentina no solo tiene un problema económico. Tenemos un problema mucho más grave que el económico y es la idiosincrasia, el modelo cultural, las diferencias. Y en la medida que ésto no forme parte del cambio estructural, que obviamente nos llevará años, probablemente décadas, será imposible vislumbrar un desarrollo maduro que nos permita salir adelante.

Sin dudas que el plano económico es hoy un tema vital para el funcionamiento del país. Pero debemos ser concientes de que hay otros temas de fondo, mucho más importantes y esenciales.

Desde el punto de vista económico, de esta manera, somos inviables. Nadie invertirá en un país que persigue a los que pagan y que luego se los critica por llevarse las utilidades en vez de re invertir. ¡Es obvio!

Dejemos la hipocresía y asumamos nuestro rol. Compramos dólares por estar hartos de que nos caguen. Nos refugiamos en el dólar porque es la única herramienta que nos permite resguardarnos del robo y recrear el ahorro. Algo que en la Argentina no existe por falta de previsibilidad, falta de credibilidad y toda la “bilidad” que nuestro país con estos dirigentes no sabe darnos.

Sin moneda no hay confianza; sin justicia no hay democracia

No es posible funcionar siendo que los egresos son más elevados que los ingresos y totalmente inviable si permanecemos endeudados y viviendo de prestado. Mucho peor, pagando intereses elevados, producto del corrimiento económico del mundo.

Probablemente haya que desarrollar políticas adecuadas en educación, seguridad, salud y un plan económico serio, que considere todas las variables sin desatender la de los más necesitados… Acabar con los costos ocultos. Achicar el estado. Generar consumo desde la producción interna. Bajar impuestos y cargas laborales para que los comercios y las empresas pequeñas impulsen un crecimiento sostenido que genere el desarrollo interno para venderle al mundo.  

La ignorancia es la falta de instrucción o conocimiento. Y tal como lo manifestara el ideólogo de nuestra constitución y uno de los pensadores más influyentes de nuestra historia, los invito a zambullirnos desde ese lugar para revisar nuestro proceder. Nuestras afirmaciones y creencias. Convencido de que debemos rever muchos pre conceptos a fin de hallar respuestas que nos ayuden a ser mejores.

Ha llegado el momento de cuestionar la representatividad del odio y la manipulación. De la mentira y la impericia. Del populismo. El caudillismo y la militancia berreta. Es hora de fortalecer la libertad, la ética y la independencia. De reclamar justicia y desintoxicar la democracia. Es hora de exigir a nuestros representantes que dejen sus anhelos personales, y gobiernen por solo un mandato. Que hagan honor al traspaso de mando respetando la voluntad del pueblo, unidos en conceptos básicos, si pretendemos una argentina próspera.

Es muy importante destacar que solo la ética y unión de los argentinos podrá encolumnarnos tras una idea de país tal como lo habrían soñado nuestros ancestros. Todo lo demás nos da asco y vergüenza.

La construcción de la grieta, es y ha sido un factor destructivo para llegar a este diagnóstico. Es que nuestros dirigentes han sido incapaces de dialogar para hallar este encuentro y no han hecho otra cosa que buscar el oportunismo electoral, la destrucción y el deseo que al otro no le vaya bien. Llevándose puesta a una sociedad que está harta de este tipo de flagelos.

Sean dignos, dejen las disputas y acuerden las bases para dejar de refundar y fundir a nuestra Argentina.

He aquí mi ignorancia y la invitación a revisar qué haremos de aquí en más con nuestra democracia y sus formas:

Poder Representativo

¿Debo votar a una persona que no ha cumplido con su palabra?

¿Debo votar a alguien que se ha comprometido con algo y no ha cumplido?

¿Me representa una persona que se rodea de personas sin dignidad?

¿Me siento representado por alguien que ha criticado a otro y luego acaba de su lado?

¿Debo votar a alguien que ocultó los datos y las estadísticas nacionales?

¿Debo votar a alguien que fracaso en su gestión de gobierno?

¿Es digno votar a alguien procesado, sospechado por causas de corrupción?

¿Debo votar a alguien que no puede explicar el crecimiento de su patrimonio personal o el de sus amigos aliados, siendo gobierno?

¿Debo votar a alguien que no es digno de representatividad por ineptitud o impericia?

¿Debo votar a alguien que hizo malversación de fondos o se apropió de un bien ajeno?

¿Debo votar a quién ha intentado perseguir y callar la libre expresión?

Poder Legislativo

¿Cómo puede ser que la Legislatura no trate el tema más relevante de cualquier sistema eleccionario de una democracia?

¿Cómo puede ser que en la era ciber y la tecnología en la que nos invaden Alexa y Siri, la geolocalización, las impresoras 3D y los robots, se siga usando un papel para emitir el sufragio y que ésto requiera de millones de recursos, más miles de personas “controlando y manipulando” para hacer un conteo que dura días para determinar una elección de cargos de un país?

¿Cómo puede ser que tengamos unas elecciones que no tengan sentido, refiero a las PASO (Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias) en la que se gastan millones y no sirven para nada?

¿Cómo es posible que Diputados y Senadores tengan tantos privilegios, fueros incluidos, y no se dignen a trabajar al servicio de la ciudadanía, faltando a sesiones sumamente importantes?

¿Como es posible que tengamos elecciones cada dos años y esto nos lleve a vivir en campaña permanente en vez de gobernar o legislar, cumpliendo la función específica que la ciudadanía les ha otorgado?

¿Cómo puede ser que en una democracia se sigan validando elecciones indefinidas en diversos puestos del sistema?

Poder Judicial

¿Cómo puede sostenerse la elección de un cargo judicial a dedo?

¿Cómo es posible que, existiendo independencia de poderes, uno rija al otro siendo condescendiente y funcional, dependiendo de maniobras que limiten su libertad de acción?

¿Cómo es posible que la justicia de un país se ampare en los tiempos, manipulando a su conveniencia la actuación impune de hechos probados y condenables?

¿Cómo se explica que los delincuentes no tengan su castigo y permanezcan de manera impune en prisión domiciliaria o sueltos en la calle?

¿Cómo es posible que los derechos humanos rijan para la clemencia de los condenados y la sociedad sufra delitos por la reincidencia de los inadaptados?

Los invito a reflexionar. A hacernos cargo de la responsabilidad que implica el sufragio. Exigir democracia. Condenar a las malas prácticas de la política nefasta que nos hace ignorantes.

ARGENTINO = IGNORANTE. Las mismas letras. ¿Los mismos signos…?

No votes yet.
Por favor espere.....

3 Comentarios to “La ignorancia argentina”

  • Nazarena

    alguien me explica que significaria la frase?

  • Manuel Jonte

    Hola Amas, Quiero felicitarte por tan lúcida reflexión y aportar a esta noble convocatoria a la reflexión y a revisar los pre conceptos tan arraigados a nuestra cultura, que tanto daño nos ha hecho…
    “Dejemos de robar por dos años”
    “Los radicales son incapaces”
    “Los peronistas son los únicos preparados para gobernar con crisis”
    En síntesis… Ni derecha, ni izquierda, ni peronistas ni radicales, solo unidos saldremos adelante!
    Manu

  • Ricardo Jacobo

    Excelente análisis de la realidad actual del país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X