Skip to main content

¿De qué carajos nos quejamos?

¿Te enojás porque tenés que tomar Coto Cola en vez de Coca? Este gobierno está haciendo obras para 100 años. Nos quejamos de llenos.
Editorial
22 noviembre, 2019

Nos quejamos por deporte. Sin pensar. Pensemos.

La Argentina es uno de los países más grandes del mundo en cuanto a territorio. Es uno de los mayores productores de granos y ganado. Tiene minería desarrollada. Vinos y frutas. De norte a  sur produce materias transportables. ¿Es lógico que siendo tan grande y produciendo tanto, el transporte ferroviario, que es el más económico, haya sido destrozado?

Menem lo hizo.

Y eso afecta directamente a tu bolsillo, encareciendo los costos de traslado. También hace que inviables miles de exportaciones. Y el país resiente su balanza comercial.

¿Es lógico que un país tan grande tenga una industria 80% pyme y devastada? Un país que exporta materias primas y recompra productos elaborados con esa materia prima. Es de locos, ¿no?

Menem lo hizo.

Dejó al país sin producción propia, generando alto desempleo y encarecimiento de bienes y servicios.

Y esta es una (una) de las causas de la pobreza inexplicable argentina. ¿Cómo es posible que hayamos tenido 52% de pobreza (Duhalde lo hizo) y ahora estemos en el 33? ¿Cómo vamos a hacer para que toda esa gente que cobra planes sociales entienda que para vivir dignamente hay que trabajar? Un venezolano tarda tres meses en conseguir trabajo, y acá hay argentinos cobrando planes sociales hace años. La de los planes fue una idea de Lilita, que salió mal para la gente, pero bien para el proyecto nacional, popular e igualitario, que no logró bajar la pobreza a menos del 30%. Una vergüenza.

Menem no lo hizo. Fueron los Kirchner.

Obra pública multimillonaria corrupta. Justicia y fuerzas de seguridad corruptas. Narcotráfico hasta en los pueblos. Y a la vez, desarmaron a las policías y a los militares. Congreso, Estado Nacional y provinciales llenos de ñoquis. Jubilaciones a gente que no vive en el país y a falsos discapacitados. Hay maestros que no saben redactar y alumnos de secundaria que no comprenden textos.

Setenta años de peronismo mentiroso y militares, solo cortados por un gobierno radical mediocre y otro pésimo. Y vos querés que Macri lo arregle en tres años. ¿No te parece un poco imposible?

Es innegablede que la gran deuda de este Gobierno es la economía.

Pero la pobreza en estos tres años no pasó del 5 al 30%. Pasó del 30 al 33. ¿Tendría que haber bajado? Sin dudas. Pero tuvimos sequía en vez de la soja a 650 pesos. Quilombos en los mercados internacionales fuertes. Y las dos cámaras del Congreso en contra

Pese a eso, en todo el país se están haciendo obras que en la reputa vida se hicieron (trenes de carga, cloacas, iluminación, asfalto, agua potable). Se está luchando contra el narcotráfico, la corrupción y la inseguridad. Con una justicia en donde la víctima es el victimario. Se está tratando de revalorizar la educación, porque, ya vimos: un pueblo no educado es un pueblo sometido.

Hace 70 años, a Japón, Alemania, Francia e Inglaterra los destruyó la Segunda Guerra Mundial. A nosotros nos destruyó el peronismo. Compará países y decime, con una mano en el corazón: ¿te enojás porque tenés que tomar Coto Cola en vez de Coca? Me jodés.

Rating: 1.0/5. From 1 vote.
Por favor espere.....

9 Comentarios to “¿De qué carajos nos quejamos?”

  • Mara

    El problema de la Argentina son los necios que escriben esto!!! Ciegos, ahí lo tiene al presidente que sigue de vacaciones con 240 procesos y ninguno de ellos llega a juicio. Eso si hoy subieron sus viáticos !!!. Que par de hdp. Sigan escribiendo , al autor de esto se le nota mucho

  • Franco

    Ni Duran Barba se animaría a tanto …

  • Sebastian

    El problema de nuestra bendita Argentina somos los argentinos que regalamos todo cualquiera puede venir a nuestro país tener educación gratis salud gratis vivienda y cualquiera puede venir y trabajar sobre todo de toda Sudamérica pueden venir delinquir matar violar y son metidos presos y nosotros los argentinos con nuestros impuestos pagamos hasta los presos de otros países y hasta que no entendamos que primeros estamos nosotros y luego el resto esto no va a cambiar hasta que no tengamos un mercado interno que funcione en serio esto no cambia hasta que al congreso no llegue gente capaz Esto no cambia mas gobierne quien gobierne

    • Bob Ventura

      Estimado Sebastián. Me niego a pensar que somos el problema, pero acepto que tenés razón en lo que decís. Somos nosotros los que elegimos a los congresistas y a los gobernantes. Somos los que callamos cuando debemos gritar. Yo creo que algunos son el problema y otros podemos ser parte de la solución. Ojala cambiemos de una vez. Nos merecemos un país rico e igualitario y lo peor es que no estamos lejos en las posibilidades. Gracias por leer y comentar.

  • Donatti CH

    La cantidad de errores históricos, el desconocimiento del realidad que viven los que sufren los vaivenes de cada proceso recesivo en lo social y económico, la simpleza para encontrar culpables de situaciones complejísimas, el nivel de fanatismo ciclópeo que ve con un solo ojo lo que requiere múltiples miradas me produce un inmenso dolor y tristeza por el autor. Porque de la ignorancia autoinflingida no hay retorno posible.

    • Bob Ventura

      Estimado Christian: no te preocupes tanto por mí y por mi ignorancia. Yo ya no tengo remedio, pero te agradezco los infinitos intentos que hacés, ahora también por este medio. Con ánimo de devolverte un poco tanto, te invito a reflexionar sobre cómo puede ser que siempre el que tiene la razón y la mirada válida, fría, analítica y desprovista de fanatismo sos vos. Yo trato de reflexionar sin fanatismo, mirar todos los ángulos que encuentro y analizar profundamente. Escribo mayormente sobre cosas que viví. Pero soy muy ignorante. Te repito: ya no te preocupes, dado que no tengo retorno. Claro, sería mejor para los demás lectores que, en vez de criticar, ilumines nuestro disenso con tu amable y enorme sabiduría y nos cuentes cómo es la realidad de las cosas, desde tu inequívoco saber. Así aprendemos. Mil millones de gracias y un gran abrazo.

      • Donatti CH

        Bob, darling. ¡Qué honor que el autor le responda al lector!

        No tengo la posibilidad de escribir en un prestigioso medio como este (estuve buscando el nombre del editor responsable y no pude encontrarlo por ningún lado, después contame quién es) y soy muy poco interesante como para dar a conocer mis puntos de vista abiertamente, soy mi más férreo crítico y trato de cuestionar mis puntos de vista permanentemente para no caer en el error de tener que borrar con el codo lo que escribo con el teclado. Ya sabés que a la crítica y al disenso no les escapo ni les tengo miedo, los valoro y lo disfruto ampliamente. Porque aprendo cuando escucho o leo al otro, no lo tomo como un agravio o una agresión.

        Leerte es parte de mi obligación porque te tengo aprecio. Nunca tuvimos la oportunidad de realizar la charla que nos prometimos, por ende no considero que sea el momento para decirte frente a la inmensa cantidad de lectores que debe tener este reconocido diario digital cuáles son mis pensamientos más sombríos y críticos. Simplemente puedo decirte que en tu escrito hay serios errores históricos que vendría bien repasar, repensar o, tal vez, conocer en detalle.

        Una cosa me da cierta tranquilidad: la fina ironía de tus palabras me hace ver que no has perdido la inteligencia en manos del odio irrefrenable y cegador hacia un pasado que, según tus mismas palabras “no vuelve más”. Me seco aliviado el sudor de la frente y brindo con un vaso de Coto Pomelo (natural, porque hoy tampoco tengo luz y no pude hacer cubitos, se ve que los brotes verdes no llegan al lado oscuro de la luna).

        Te mando un abrazo y que sigan los éxitos.

        P.D.: En respuesta al título de esta “nota”: De todo lo que me parezca que está mal, todos los días y a toda hora.

  • Cristian Guedes

    es lamentable leer semejante burrada, opino con el mayor respeto que se debe pero esto me sobrepasa… saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X