Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una pieza clave de un rompecabezas cultural

Hace unos días, un grupo de trabajadores de la ciudad correntina de Isla Apipé se convirtieron en guardianes de la historia.

Para quienes no lo sepan, Isla Apipé corresponde a la República Argentina en la provincia de Corrientes. Esta se encuentra en frente de la ciudad de Ituzaingó y es el punto más cercano a la represa de Yacyretá. Se trata de un lugar tranquilo, con pocos habitantes. Por lo tanto, no cuesta imaginar el asombro de los obreros que se levantaron un día para ir a trabajar e hicieron historia. Todo comenzó cuando asistieron a la ampliación del hospital del pueblo y, al remover la tierra como paso habitual, percibieron algo raro. Eran restos de vasijas de gran dimensión y de material lítico que corresponderían a antiguos habitantes. Al notarlo, custodiaron el hallazgo como si fuese oro.

Respeto y contribución a la tradición

Inmediatamente se procedió a notificar a las autoridades municipales que corrieron para su resguardo y registro. Allí, se verificaron elementos decorados con pinturas, corrugado y unguiculado que, por su estilo, pertenecerían a la comunidad guaraní. En cuanto a la antigüedad de los materiales arqueológicos, se supone que podría alcanzar los 2000 años. Esto se debe a que es una fecha en la que se sabe con certeza que dicha población arribó a tierras correntinas. Asimismo, se informó que su utilidad radicaría en formar parte de urnas funerarias. Sin embargo, no encontraron en el lugar otros indicadores para corroborarlo. De esta manera, explicaron que era necesario de ahora en más realizar una investigación profunda en el lugar del hecho.

Bajo esta línea, se procedió a dejar delimitado el espacio del descubrimiento de manera que se respete el procedimiento. Además, la obra de construcción avanzará con más lentitud para evitar mayores daños a los vestigios que puedan seguir en el terreno. En este sentido, destacaron la responsabilidad de los trabajadores por visibilizar los objetos y frenar a tiempo. A partir de ahora, los restos quedarán a cargo de la intendencia de Isla Apipé para su preservación.

Corrientes y su enlace con los pueblos originarios

La provincia de Corrientes abarca la región que los guaraníes denominaban Taragüí. Se supone que llegaron a la zona siguiendo los cursos fluviales, a mediados del I milenio a. C. Entonces, se establecieron formando comunidades seminómadas a lo largo de la costa del río Paraná, que perdurarían hasta la época colonial. Durante el asentamiento, mantuvieron relaciones hostiles con otros habitantes, como los charrúas. Estos últimos dieron lugar posteriormente a la provincia de Entre Ríos y a la República Oriental del Uruguay.

Con la llegada de los españoles, la vida guaraní se alteró profundamente y las creencias debieron abandonarse o mixturarse con las cristianas. A partir de entonces, los conquistadores transmitieron imágenes y prácticas, que fueron asimiladas por los nativos sin que desaparecieran las suyas. En consecuencia, se dio origen a una rica gama de mitos y leyendas que se mantienen hasta el día de hoy.

Compromiso con la historia

El material descubierto en Isla Apipé no es el primero en aparecer en la zona de Ituzaingó o sus alrededores. De hecho, hallazgos del mismo tipo fueron registrados previamente cuando se realizaron estudios de impacto arqueológico por la construcción de Yacyretá. Por la importancia de estos acontecimientos es que el estado provincial adhirió a la Ley N° 25.743 de Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico. Así, se realiza el registro de todos los sitios y colecciones que pueden aparecer en circunstancias especiales o particulares. Otras probabilidades son las bajantes extraordinarias del río, o bien, alguna obra privada o pública en la remoción de tierra.

Rating: 0/5.