Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La otra cara de las Criptomonedas

Se les llama la "moneda del futuro" pero el alto gasto energético es una de sus debilidades.

Los equipos cada vez más potentes, la falta de regulación y la electricidad barata han hecho que la minería de criptomonedas sea rentable.

Las criptomonedas son activos digitales que se negocian en línea. A diferencia del dinero, no tienen forma física y operan de manera descentralizada sin autoridad, banco o gobierno para administrarlo. Estos sistemas son de carácter multidisciplinario y operan las 24 horas del día, los siete días de la semana, gracias al trabajo de mineros de todo el mundo.

Los mineros son una parte esencial de la tecnología que impulsa las criptomonedas: a cambio de transacciones registradas, son recompensados ​​con la misma moneda que extrajeron. Técnicamente, un minero no es una persona, sino un dispositivo informático de alto rendimiento. Dispositivos especialmente preparados para procesar y verificar las transacciones realizadas por los usuarios en la red y agregarlas en bloques que se vincularán a la cadena de bloques, conocida como Blockchain. Es la tecnología detrás de cada criptomoneda. Por ejemplo, Bitcoin Blockchain es una enorme base de datos que registra todas las transacciones de Bitcoin.

Cuando resuelve una transacción, el minero recibe una determinada cantidad de monedas digitales. Cuanto más rápido pueda procesar esa operación, más probable es que se verifique la transacción y el minero reciba su recompensa. Es decir, a mayor potencia de equipo, mayor ganancia.

 

¿Cuánto sale un rig de minería, cuánta energía eléctrica consume y qué rentabilidad se obtiene?

Matías Urlich, CEO y fundador de Minería Argentina, una tienda que asesora y cobra equipos de criptominería que pueden costar u$500 o u$17 mil dólares. Señaló que el precio siempre viene con el rendimiento: “En 2010 o 2011 podías minar Bitcoin con un teléfono móvil, pero hoy necesitas ASIC, computadoras con mucho más poder de minado”. A medida que las monedas digitales se vuelven cada vez más populares, los avances tecnológicos y la inversión mínima en la minería de criptomonedas se vuelven cada vez más importantes. “Si podía minar con u$50 hace 10 años, hoy se necesitarían u$500 para extraer una pequeña fracción de una moneda como Ethereum”, enfatizó Matthias.

 

¿Qué son los Asic?

Viene de las siglas en inglés que significan Circuito Integrado para Aplicaciones Específicas, en este caso para minería de criptomonedas.

Los mineros ASIC están construidos específicamente para ofrecer el mejor rendimiento posible para la criptomoneda destinada.

Valeria Frías, una de las mujeres pioneras de la criptominería a nivel local, explica que en búsqueda de un ingreso extra en dólares, cada vez más personas en Argentina eligen minar criptomonedas desde su casa. Ella incursionó en esta actividad primero minando y después armando los equipos que comercializa. Tras evaluar inversiones convencionales como el alquiler de cocheras y otros inmuebles, “una persona que conocía me armó los equipos y fue lo primero que me gustó de todo el ecosistema cripto, porque lo sentí como una inversión tangible, tenía un equipo que trabajaba en mi casa y yo controlaba desde mi celular”, cuenta Frías. “Con la pandemia en 2020, quedé en casa en cuarentena y ahí me adentré a estudiar, a armar, desarmar y configurar mis propios equipos”.

 

“Si hace 10 años podías minar con 50 dólares, hoy necesitás 500 para minar una parte muy chiquita de una moneda como Ethereum”

Con sus altibajos, el mercado de las criptomonedas ha seguido creciendo y atrayendo a aquellos con las formaciones más diversificadas. Según el Índice Global de Usuarios de Criptomonedas 2021 de Binance, los usuarios minoristas usan criptomonedas porque lo ven como una inversión a largo plazo (55%), debido a la desconfianza generada por el sistema financiero (38%) y debido a las oportunidades comerciales a corto plazo. proporcionar (31 %).

“Tengo clientes muy polarizados, por un lado los 25 a 35 años; y después gente grande como yo, de 50 a 78 años, gente ya jubilada que tiene un ingreso en pesos pero no llegan a cubrir los gastos”, detalla Valeria y agrega que un equipo de megaminería genera un ingreso mensual en dólares, “con su sueldo en pesos pagan los servicios y con la renta, viajan”. En el caso de Matías, su “cliente ideal está “entre los 30 y los 50 años, porque es costoso minar”, y agrega que si bien tiene clientes más jóvenes de 18 a 25 años, en general son personas que invierten en grupo, “diez amigos que se juntaron y compran un equipo para probar algo nuevo”.

Obviamente, cualquiera que tenga suficiente dinero para invertir en equipos y pagar la electricidad puede ser minero. Y la capacidad de generar ingresos en dólares —más aún en Argentina, donde se agregan incentivos para tarifas más bajas— parece demasiado tentador para no aprovecharla. Pero las principales dudas de quienes quieren incursionar en este segmento de negocios no han variado, en cuanto al futuro del mercado de las criptomonedas; Por otro lado, el coste que genera una máquina que trabaja las 24 horas del día sin parar.

“Muchos clientes me preguntan si desaparecerá, pero no desaparecerá, porque vinieron a dar una solución y principalmente por la aceptación mundial”. Valeria señaló que el valor de las criptomonedas depende de los eventos que suceden en todo el mundo: “Si lo miras de cerca, a diario, verás esta volatilidad, pero si miras el gráfico de Bitcoin desde 2008 hasta ahora, verás un gráfico alcista: lo mismo con Ethereum desde 2014, explicó.

Matias coincide en que la desconfianza nace del desconocimiento, “Cuando escuchas de la minería, a mí me pasó hace unos años, fue complicado hasta que entraste”. Por eso, parte de los consejos que da es despejar dudas sobre el rendimiento de la máquina y el consumo de energía.

El importante gasto energético de estos sistemas es uno de sus puntos débiles. Según datos que recoge Statista del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés), Bitcoin “consume aproximadamente 143 teravatios por hora (TWh) de electricidad al año, más que muchos países y alrededor del 0,65% del consumo mundial de electricidad”.

Del análisis CAFF, que cuestiona la sostenibilidad y el impacto ambiental de la minería de criptomonedas, se concluyó que la red Bitcoin -la criptomoneda más popular- consume más electricidad anualmente que algunos países, como Finlandia, Suiza y Argentina (121 TWh). Sin embargo, señaló que se trata de estimaciones y no se puede determinar la cantidad exacta de gasto de energía, "dada la naturaleza descentralizada de las criptomonedas en general, no hay autoridad para realizar un seguimiento de la cantidad de computadoras o dónde están trabajando los mineros".

 

La red de Bitcoin consume anualmente más energía eléctrica que varios países, como Finlandia, Suiza o Argentina.

Matías explica que incluso “con aumento de tarifas, como lo vienen haciendo, no le afecta al minero que tiene uno o dos rigs, quizás sí al inversor que tiene una gran cantidad, con 50 rigs o 100 ASIC”, agrega. Y Valeria lo entiende en el mismo sentido: “Nosotros lo que hacemos es minería hogareña, no está industrializado, estos equipos no hacen ruido, consume como un aire acondicionado, no estamos hablando de las granjas, que hay acá en nuestro país, esto es más familiar.”

 

¿Qué es un rig de minería?

Es un sistema basado principalmente en tarjetas gráficas que trabajan para obtener el hash de un bloque y obtener así una recompensa. Un rig de minería se basa en los mismos componentes que una computadora convencional, con la salvedad que en vez de una tarjeta gráfica, tenemos varias. La cantidad de tarjetas gráficas se ven limitadas por el diseño de la placa base y del chasis donde montemos las tarjetas gráficas.

Las criptomonedas no tienen una entidad central que las gobierne sino que están ligadas a un fenómeno macro-mundial, lo que las convierte en un mercado altamente volátil. ¿Es posible predecir el futuro de la minería de criptomonedas?

"El hecho de que cambie a diario, creo que es un período de prueba que eventualmente debe ajustarse", dijo Matthias. Valeria está de acuerdo: "Hasta que no haya una ley relacionada con las criptomonedas, estamos en el limbo, pero tan pronto como se regule, entraremos en la regulación".

Todo lo que se puede decir sobre la minería de criptomonedas es una visión parcial del futuro cercano. Las actividades parecen estar impulsadas por principios económicos más que por el medio ambiente, y los mineros seguirán desempeñando su papel mientras exista el incentivo económico para hacerlo, es decir, mientras la actividad minera siga siendo rentable.

Fuente: Télam
Rating: 0/5.