Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Gino Tubaro, inventor

Gino Tubaro usa su talento para ayudar a otros: creó un emprendimiento a través del cual dona prótesis realizadas con impresión 3D.

Gino Tubaro es inventor. Ni más ni menos. Trabaja de crear cosas que antes no existían, cosas que –literalmente– le cambian la vida a la gente. Porque Gino no inventa por diversión o para hacerse rico: Gino inventa para ayudar a otros, para generar un impacto social. Pone la tecnología al servicio de los demás.

Podríamos decir que Gino nació inventor: desde chico, le desarmaba las cosas a la mamá para crear otras nuevas. Esto llamó tanto la atención en su casa que lo llevaron a un taller de inventiva. Viajaban desde Pompeya hasta Colegiales los sábados a la mañana. El tiempo pasó y se encontró con lo que más le hacía feliz: solucionar problemas cotidianos inventando cosas para las personas.

Cuando ni siquiera había cumplido los 20 años, realizó su primera gran acción poniendo la tecnología y la creatividad al servicio de la calidad de vida. El protagonista de esta historia fue Felipe Miranda, un chico de Tres Algarrobos, un pueblo de 3500 habitantes en la provincia de Buenos Aires. Debido a una enfermedad genética llamada focomelia, Felipe nació sin su mano izquierda. Gracias a un proyecto en el que participó Gino, se pudo fabricar una mano por medio de la impresión 3D. La mano llegó por encomienda, pero Feli quería conocer a la persona que había ayudado a cambiar su vida, así que Gino viajó hasta allí para concretar el encuentro.

 

Luego fundó Atomic Lab, un emprendimiento a través del cual sigue donando prótesis 3D en todo el país y, ahora, también en el mundo. Gino Tubaro nació con un don y lo puso al servicio de los demás. De eso se trata cambiar el mundo.

Rating: 5.00/5.