Skip to main content

El caso TOMS

Empresas y Negocios
18 diciembre, 2018

La idea surge a partir del viaje de su joven creador al norte de nuestro país. El norteamericano Blake Mykoskie visitaba a su amigo argentino interesado en conocer y aprender de nuestra cultura y en su estadía experimentó la extrema pobreza de niños que asistían a clases descalzos y con sus pies lastimados.

Fue allí, cuando vio cómo los trabajadores sociales entregaban algunos pares de alpargatas, que despertó su imaginación para hacer sustentable este gesto solidario.

Así fue que desarrolló la producción de calzados y asumió el compromiso que por cada venta realizada otorgaría otro par a un niño pobre.

Un modelo de negocio reconocido en el mundo como “One tu one” logró consolidarse desde una esencia altruista para instalar la marca, entendiendo la carencia de mucha gente en el mundo, imposibilitada de contar con un calzado digno, haciendo que el deseo de muchos se emparente con la necesidad de otros.

Este claro ejemplo de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) ha demostrado que es posible hacer negocios desde una base solidaria y caritativa, generando un propósito que valora la optimización de los recursos. Además, minimiza la inversión publicitaria, confiando en la divulgación del boca a boca.

Desde 2006, TOMS Shoes lleva entregados varios millones de calzados a los más necesitados, siendo este un admirable ejemplo de filantropía.

Valoración: 5.0/5. De 1 voto.
Espere por favor...

Comentarios

También te puede interesar