Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Si es tu mejor amigo, actuá como tal

Amor incondicional, compañía incondicional, felicidad incondicional. Todo lo que te puede dar tu mejor amigo. Y hay que retribuirlo en el momento fial.

Un estudio reciente de una universidad australiana, impulsado por una veterinaria, develó qué experimentan las mascotas antes de morir. Más precisamente, los perros. Nuestro amigo.

Las observaciones de los académicos fueron gemelas a las de la veterinaria: nuestros queridos amigos buscan la mirada de sus dueños, antes de partir.

Particularmente, tuve que pasar tres veces por la tremenda circunstancia de llevar a un amigo a dormir eternamente. Fueron de las peores experiencias de mi vida. Instintivamente, quise quedarme con ellos hasta que se durmieran. Te lo cuento y no puedo evitar que se me caigan las lágrimas.

Al leer sobre el estudio, lo primero que hice fue agradecerle a Dios el haberme guiado para, sin saber, acompañarlos en el final. Yo pensaba que iban a querer ver a un amigo, sentir mi amor, compartir ese momento final. Para que se fueran más tranquilos, algo más felices. Después de tantas alegrías y emociones, creía que era lo menos que podía hacer.

Es una tremenda mierda. Yo soy de los que quieren más a los perros que a la gente. De los que piensan que no hay perros malos, sino mal educados por sus “dueños”. De los que saben que son amor incondicional, compañía incondicional, felicidad incondicional.

Si sos uno de los míos, acompañá al tuyo hasta que se duerma, aunque el dolor sea insoportable. Tu perro lo merece, seguro. Acordate de la vez que lo encerraste en el baúl del auto, con tu mujer, quién de los dos te movió la cola cuando volviste a abrir el baúl… (Si no terminaba con un chiste, me ponía a llorar como un chico, pensando en Matt, Danka y Omega, y a pesar de que hoy tengo a Trece).

Rating: 2.50/5.