Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Piquetes, ¿sí o no?

Tema de la semana: ¿qué hacemos con los piquetes?

Antes de empezar con esta columna, que a priori ya sé que va a levantar cierta polémica, me gustaría aclarar que estoy completamente convencido de ese viejo axioma que reza que la libertad de uno termina donde empieza la del otro. Desde ahí partimos. Pero hay un tema que pone en jaque esa cuestión y sobre el cual me gustaría invitarlos a reflexionar. ¿A qué me refiero? A las medidas de fuerza. La más conocida (por lo menos la más común) y la que más suele molestar a esa entelequia a la que alguien decidió llamar “opinión pública” (sobre la que nunca nos detenemos a analizar con profundidad qué significa exactamente), son los famosos “piquetes”.

Durante un tiempo trabajé cerca de Belgrano y 9 de julio. Para quienes no conozcan la zona, exactamente en esa esquina está el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el epicentro de las protestas sociales. Vi caos automovilísticos, peleas, discusiones, desde hace un par de años, incluso, represión. Y la pregunta que siempre me hago, cuando alguien dice “no tienen derecho a impedirme el paso” es, “ok, tenés razón. ¿Pero tenés idea por qué están acá protestando?”.

La medida de fuerza es, como su nombre lo indica, “de fuerza”, de “último recurso”. Si alguien tiene la opción de irse hasta el centro porteño al rayo del sol a cortar una calle (con los riesgos que eso implica) o quedarse en su lugar de trabajo llevando a cabo sus tareas, ¿ustedes creen que elegirían lo primero? ¿Hay alguien realmente convencido de que lo hacen porque quieren? ¿No les parece que tienen otras muchas cosas para hacer antes de eso?

La medida de fuerza es una instancia de desesperación. Es lo que se hace cuando ya se intentó por todos los medios solucionar un problema que suele ser no solo importante sino además urgente y no se consiguió nada. ¿A mí me molestaría que me impidan el paso? Sí, claro que sí. Pero más me molestaría tener un compatriota que quedó en el camino sin que nadie, en espacial el Estado, le de ninguna respuesta.

Rating: 0/5.