Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Mi hijo me pidió un perro. Qué hago???

Un perro, un gato, una mascota en sí, suele ser muy bueno para la sociabilización de los más chicos de la casa, además del amor que devuelven; cosa no menor.

Un perro, un gato, una mascota en sí, suele ser muy bueno para la sociabilización de los más chicos de la casa, además del amor que devuelven; cosa no menor.

Pero tener una mascota implica una responsabilidad también, en cuanto a cuidados, educación, tiempo para brindarles amor y juegos.

Los chicos aprenden de lo que ven, no de lo que les decimos; con lo que ellos aprenderán de nosotros a amar y cuidar a su mascota. Ésto es muy bueno para desarrollar la responsabilidad e ir ganando confianza en sí mismos.

Una mascota, en algún punto indefensa, por edad o por procurarse el alimento, por ejemplo, logrará desarrollar en el chico la empatía, el ponerse en el lugar de un ser como ellos, que necesita cariño y cuidados. Por eso es muy importante enseñarles a respetarla y no maltratarla.

Un punto vital a tener en cuenta son las mordeduras, especialmente, si los chicos son muy chicos. A los cinco o seis años, por ejemplo, no sabe diferenciar cuando el perro no quiere jugar o cuando le molestó algo que le hicimos, sobre todo si es referente a su alimento o sus cachorros. Y ésto hay que prevenirlo y enseñarlo antes de que sea tarde.

Rating: 0/5.