clima-header

Buenos Aires - - Sábado 12 De Junio

Home Argentina Cambalache ¿Estamos todos locos?

¿Estamos todos locos?

¿Todos sufrimos algún tipo de patología o simplemente corrimos los límites de lo aceptable?

Cambalache

Esta nota la escribo con un objetivo concreto: mostrar hasta qué punto estamos todos locos. Hace unos días, en Playa Grande, Mar del Plata, una chica que estaba con un amigo escuchando música en la playa alrededor de las 10 de la noche, de repente vio cómo se le acercaba un pibe (que después sabríamos que tiene 22 años). La actitud del pibe no demostraba nada particular. De hecho, pasó por al lado de la chica y se alejó unos 20 metros. De repente, se dio vuelta y volvió sobre sus pasos. Cuando ya estaba cerca, le mostró los genitales (me debatí entre escribir “genitales” o una palabra más fuerte, para que quede bien claro lo que pasó, pero lo cortés no quita lo valiente), la manoseó y la orinó. Sí, leyeron bien. La ORINÓ.

¿Cómo analizar esta situación? En primer lugar, es verdad que hay gente que tiene patologías mentales, lo que de alguna manera los exime de la responsabilidad. Si una persona con algún desorden psicológico empieza a los martillazos contra un semáforo, no tenemos que salir a decir que “los argentinos no respetamos los elementos viales”, porque sería falso. Pero lo que me dejó pensando y me dio ganas de escribir esta nota es el hecho de que es posible que el pibe de Mar del Plata sufriera alguna dolencia psiquiátrica, pero también es posible que sea, como dicen algunas integrantes de los movimientos feministas, “un hijo sano del patriarcado”. Es decir, alguien que se crió y se educó en una sociedad en la que quizás no está tan mal orinar a una persona en la playa.

Una última reflexión. La chica atacada estaba con un amigo. Leyendo la situación con los cánones más machistas que se me ocurren, se podría llegar a decir que, por estar acompañada, la piba estaba más segura. Bueno, ni siquiera. Hasta eso se cae. Es probable que el atacante la haya considerado tan inferior que no le importó que estuviera acompañada porque de alguna manera estaba bien lo que estaba haciendo. Por suerte creo que estamos cambiando y que las nuevas generaciones ya ven el mundo de otra manera. Que ese futuro llegue rápido por favor. Porque mientras tanto siguen matando (u orinando) pibas.

Fecha de Publicación: 15/02/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

Música
Inés Estévez Inés Estévez: “No me pongo un objetivo en la música, porque ponerlo es colocarse un límite”

La talentosa actriz publicó hace unos años su álbum debut “Nude” por PopArtDiscos y en los últimos m...

Empresas y Negocios
CEO de Inverpoint Argentina Quiero vender mi empresa, pero ¿cuánto vale?

La mirada profesional de Oscar Parra, CEO de Inverpoint Argentina, en un mundo que ha cambiado para...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades