Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El sueño de todo argentino: la casa propia

La casa en la que vivimos es el escenario, nada más y nada menos, que nuestras propias vidas. La casa propia es uno de nuestros grandes sueños.

Por Mariel Gómez.

Más allá de escrituras y operaciones inmobiliarias, la casa propia es pertenencia, sentirnos a salvo, es nuestro refugio, como una cueva en la prehistoria que nos contiene, abriga y recibe amablemente.

Si tenemos la oportunidad de comenzar desde cero, el arquitecto o diseñador puede sugerirnos, pero jamás imponer reglas. Después de todo, él se va y nosotros nos quedamos con la tele en la pared equivocada, la cama mirando al sudeste o con espacios que en el plano se veían amplios pero, por un error de autocad, resultan minúsculos (el viejo truco de los muebles fuera de escala). En el plano entra todo, en la práctica, la mitad.

Dicen por ahí que vivir es una ocasión especial, entonces el living inmaculado no da, las tendencias tampoco, ¿qué mejor que rodearse de objetos (algunos) con historia? No subestimemos nuestra capacidad de crear nuestros espacios: nadie mejor que nosotros entiende nuestras necesidades, cada uno carga con su historia.

La arquitecta italiana Gae Aulenti (1927-2012) escribió: “La casa es algo inquietante, nada pacífico, es el espacio de introspección. Depara seguridad, pero también inquietud de autoexamen: la arquitectura de la existencia”.

Entonces, montemos los mejores escenarios para llevar adelante nuestras obras. Nada más y nada menos que nuestras propias vidas.

Rating: 0/5.