Skip to main content

Cultura y arquitectura en un solo lugar

La majestuosidad del Espacio Cultural Julio Le Parc irrumpe la tranquilidad del departamento de Guaymallén. Alta cultura en una obra magnífica.
Arquitectura
LE-PARC
| 20 enero, 2020 |

Durante muchos años, la necesidad de la ciudad de tener un espacio dedicado íntegramente al arte y la cultura, dio pie a la construcción de un edificio en los que predominan las muestras culturales, clases de teatro y música, espectáculos artísticos y ferias de todo tipo.

Se encuentra en la localidad de Guaymallén, en una arteria principal con rápido acceso desde distintos puntos de la ciudad. El edificio está inserto en un predio de casi 30.000 m2, permitiendo la asistencia de gran cantidad de público.

El edificio cuenta con distintas salas con butacas, destinadas a espectáculos, salones para dictado de cursos, amplia área de recepción (usada a veces como sala abierta), vestuarios para actores, café, oficinas de administración y baños. Como dato aparte, el espacio posee un gran horno de vitrofusión y otro de cerámica destinados al trabajo y capacitación de artesanos, entre otras expresiones culturales.

Barrio le Parc

La disposición

Volumétricamente, se desarrolla en cuatro niveles, a partir de una nave principal, con una forma particular que le da un cierto carácter náutico (también se dice que tiene forma de semilla, en su fase evolutiva), de 120 m de largo y 35 m de ancho, sostenida por dos grupos de columnas a través de bielas metálicas, rodeadas por bloques de hormigón que forman las columnas sanitarias. La altura total llega a los 25 m y cuenta con iluminación superior y de los extremos, a través de una abertura de piso a techo. Tiene un espacio de múltiples alturas y sus niveles se conectan a través de rampas, escaleras y ascensores. Este cuerpo es interrumpido por otros, formando nuevos espacios, entre ellos las salas, que se desprenden hacia el exterior dejando al descubierto su forma y tamaño.

Del otro lado, en el acceso, destaca un gran portal de hormigón con un puente peatonal. La configuración de éste rompe totalmente con el esquema de la nave principal, predominando líneas rectas, formas duras y una sensación de robustez. En el interior, los distintos espacios destinados a público, artistas, cultura y personal están organizados de modo que las entradas a las salas están separadas.

La estructura

Tanto su estructura reticulada como algunas de sus instalaciones, han quedado a la vista. La combinación de estos con los distintos materiales empleados (hormigón, estructuras en seco, acero, vidrio), más su forma, le dan al edificio un estilo posmodernista con detalles clásicos del movimiento high-tech (Centro George Pompidou, en París). Hay una clara intención de mostrar toda la gama del gris en los elementos, dejando el uso del color para las salas.

El exterior está reservado mayormente para estacionamiento. En las cercanías del edificio destacan el ingreso, tanto peatonal como vehicular, con amplios canteros y diseñado en distintos niveles, y un teatro griego al aire libre, donde la cultura también se expresa.

Fuente: Arquitectura Mendoza

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X